La plaza, epicentro de los 18 días de protestas que comenzaron el 25 de enero y que derivaron en la renuncia de Mubarak el 11 de febrero pasado, será hoy el ámbito de los festejos de los grupos manifestantes.

También allí se realizó la oración del viernes, a cargo del jeque Yussuf Karadawi, predicador egipcio y actualmente muftí en Qatar, conocido por sus posturas contrarias al régimen de Mubarak.

No obstante, también hoy habrá un acto para recordar a Mubarak, prevista en la plaza de Mustafa Mahmud en el barrio del Mohandessin.

La iniciativa corresponde al blogger Karim Hassan, que recogió 52 mil adhesiones cuando escribió en la web ”estoy de verdad disgustado, rais”, cuando renunció Mubarak.

”Queremos hacer una manifestación pacífica, no tenemos alguna reivindicación, sino la de honrar al presidente de la república mañana en la oración del viernes”, explicó, citado por ANSA.

En tanto, Estados Unidos anunció ayer que desembolsará 150 millones de dólares para asistir a la transición política en Egipto.

”Estamos reprogramando 150 millones para Egipto, para ubicarnos en una posición de apoyo a la transición y asistir con la recuperación económica”, dijo la jefa de la diplomacia norteamericana, Hillary Clinton.

Según datos difundidos ayer, el sector de turismo en Egipto perdió 636 millones de euros entre los viajes cancelados y las partidas anticipadas de los turistas extranjeros.

Los sitios arqueológicos reabrirán sus puertas el domingo, con excepción de los museos, dijo el ministro para las antigüedades, Zahi Hawass, tras un encuentro con responsables del área de policía dedicada al turismo.

Hawass auspició que el turismo, que constituye uno de los ingresos principales del país, reanude su ritmo habitual.

El funcionario sostuvo que la decisión de reabrir los sitios arqueológicos fue apoyada por el primer ministro, Ahmed Shafik.

En tanto, fue recuperada la estatua de Akenatón, que había sido robada del museo egipcio en el inicio de las protestas, sostuvo Hawass. La estatua fue hallada por un sobrino del profesor universitario Sabri Abdel Rahman en un cesto en la plaza de Tahrir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here