”Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez…” (La Biblia)

Dice el texto bíblico que quinientas personas “a la vez” fueron testigos de un Jesucristo resucitado, ya no como lo habían visto por mas de 3 años ni como lo vieron colgado en la cruz, roto su costado y clavadas sus manos y pie. Era un Cristo que trascendía la corporalidad. Los testigos oculares estaban convencidos de que habían visto a Jesus vivo. ¡Quinientas personas a la misma vez!

La vista, ese órgano tan pequeño pero que se encarga de percibir mas de 300.000 imágenes por minuto, es el encargado de recepcionar las imágenes que luego serán almacenadas para ser recuperadas cuando se las necesite o si han sido reprimidas, aparecerán en algún sueño o a través de alguna puerta que deja abierta el inconsciente.

Diariamente somos bombardeados por varios miles de imágenes de las que no somos conscientes y otras tantas de las que si, porque ponemos nuestra mirada en ellas.

¿Obligamos a nuestros ojo a ver?

Un estudio realizado por neurocientíficos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) revela que las fotos más memorables para los seres humanos son las que incluyen a personas, seguidas de las escenas de interior y los detalles de objetos a escala humana. Los paisajes, sin embargo, aunque son bellos y transmiten calma son, en la mayoría de los casos, fáciles de olvidar.

Un refrán muy conocido dice, “como te ven, te tratan”. Eso quiere decir que además de percibir, somos percibidos. Nos observan todo el tiempo y somos observados, especialmente por tus jefes, tus amigos, tus dirigidos, tus alumnos, tus feligreses y tus familiares.

He oído por ahí que se dice, “yo soy como soy y me tienen que bancar así”. Ésto, de alguna forma es válido pero lo cierto es que podemos adoptar una actitud más madura y deternos a ver lo que otros ven en nosotros. 

¿Cómo me visto? ¿Qué quiero mostrar cuando me visto como lo hago?
¿Cómo esta mi estética? ¿Cuido mi cuerpo o estoy concientementee descuidándolo con mala alimentación y falta de deporte? 
¿Cómo es mi rostro? ¿Todo el tiempo fruncido o proyecto energía, luminosidad y atención hacia mi entorno? 

Ocupate de ti para que, aquellos que te siguen como modelo, tengan una buena imagen que tomar.

Si tienes una opinión en relación al tema expuesto, pon tu comentario en Facebook o bien escríbeme a info@consultoradelmonte.com.ar

Facebook: Consultora del Monte
Twitter:@rolandodiazn
Web: www.consultoradelmonte.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here