Tu improvisación afecta

”Vayan a la aldea que está enfrente y , al entrar en ella, encontrarán atado a un burrito en el que nadie se ha montado. Desátenlo y tráiganlo acá. (La Biblia)

Los detalles con los que Jesus les indica a sus discípulos que encontrarían al burrito nos muestra que quedan pocos espacios para la improvisación. Nos cuenta de alguien que tiene ordenes claras que dar, que indica con premeditación, que se ha anticipado.

Improvisar significa realizar algo sin haberlo preparado con anterioridad. Esta definición nos acerca más a la observacion cotidiana donde podemos ver:

“Cambios de planes en el dia”
“Cancelaciones de reuniones en la misma hora”
“Modificaciones en el lugar de reunión en el curso de dia”
“Llamados por teléfono repentinos con alteraciones en el ritmo de trabajo acordado”
“Exigencias ilógicas por falta de orden y planes claros”
“Baja calidad de presentación de trabajos, tareas, y propuestas por adelanto de fechas sin aviso”…

Y la lista se hace interminable.

La mayor puntuación de este tema es que estas conductas improvisadas no corresponden a la agenda del presidente de la república ni al gerente general de la mas grande compañía del mundo, sino a personas que tienen a cargo 10 o 15 personas, a empresarios que no son referentes en su rubro, a pastores que dicen estar a cargo de una gran multitud y solo tienen un pequeño grupo de personas, a lideres que coordinan 3 actividades al año, a trabajadores independientes que manejan sus horarios y agendas…

No podemos terminar el año sin pararnos a reflexionar sobre cómo afecta nuestra improvisación en las otras personas.

La improvisación revela de nuestra falta o nula capacidad para planificar, nuestro desorden organizacional, y las pocas posibilidades de jugar en las grandes ligas.

Algunos practicas que te pueden ayudar a mejorar:

Definir Prioridades y Tareas Claves: Siempre debes tener claras tus principales tareas, estas son aquellas que necesitan más de tu tiempo y concentración. Para encontrarlas revisa tus objetivos y metas laborales, verifica cuales actividades son las que apuntan a la consecución de tus logros. Utiliza un espacio de tiempo donde puedas dedicarte plenamente a estas sin ninguna interrupción.

Planifica el Día Siguiente: Antes de dejar tu trabajo, anota todas las actividades pendientes y por terminar del otro día, de esta manera dejarás un rastro definido para retomar el camino del éxito al día siguiente.

Si tienes una opinión en relación al tema expuesto, pon tu comentario en facebook o bien escríbeme [email protected]

Facebook: Consultora del Monte
Twitter:@rolandodiazn
Web: www.consultoradelmonte.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here