Que la seguridad se soluciona con represión es un fraude

 

Notas relacionadas

{loadposition user11}

Por Fabián G. Tigur

[email protected]

 

En estos días se ha instalado una vieja idea propia del pasado, más medieval que moderna, acerca de la necesidad de reprimir ante hechos de violencia. En esta columna vamos a demostrar que es un fraude, una falacia.

 

Si nosotros hacemos una encuesta acerca de la pertenencia de cada ciudadano a un pensamiento o creencia, seguramente el resultado dirá que más del 80% son cristianos, por otra parte, si ponemos a consideración el legado de la vida que nos dejaron Mahatma Gandhi, Martin Luther King, John Lennon, Nelson Mandela, Adolfo Pérez Esquivel, entre otros, vamos a encontrar que la amplia mayoría va a adherir a sus ideales y luchas.

 

Podemos decir entonces que la mayoría no “piensa” que la represión soluciona la inseguridad. Puede que la gente en su cansancio “repita” lo que otros dicen, también desesperados y angustiados por alguna perdida, que la represión puede ser una salida.

 

¿Qué queremos decir con esto?

 

Si en su mayoría la gente toma como norte el cristianismo y adhiere a las luchas de los líderes sociales y pacifistas mencionados, significa que no piensa en la salida violenta de la represión, sino en las posturas de amor, tolerancia, igualdad, comprensión, etc que ellos dejaron en sus manifiestos, por ejemplo:

 

No hay camino para la paz, la paz es el camino. Gandhi

La violencia es el miedo a los ideales de los demás. Gandhi

Nunca, nunca y nunca otra vez, debería ocurrir que esta tierra hermosa experimente la opresión de una persona por otra. Nelson Mandela

Ustedes han oído que se dijo: ”Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.” Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen, para que sean hijos de su Padre que está en el cielo. Él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa recibirán? ¿Qué hacen de extraordinario?. Jesús

 

 

Entonces ¿por qué se reacciona así?

 

En distintos medios aparecen algunos famosos como Tinelli, Susana Gimenez, Mirtha Legrand, entre otros, que apelan a la necesidad de reprimir los hechos violentos con la misma violencia que cuestionan. Estos personajes que tienen mucha prensa, han ido instalando esta idea equivocada en la sociedad, aprovechando su privilegio de poseer un micrófono en una amplia audiencia.

 

Una audiencia que han logrado en sus programas de entretenimiento, su carisma y simpatía, pero lo que hay que tener en cuenta es que no son personas preparadas técnica y profesionalmente para opinar tan profundamente. Por otro lado no tienen capacidad técnica ni moral, ya que algunos de ellos en muchos casos se han aprovechado de lo que tenían a mano para su propio beneficio, por ejemplo, en estos días Marcelo Tinelli armó un verdadero escándalo de violencia en su programa con la única intención de levantar rating que venía cuesta abajo. Si nos referimos a Susana, hay una tremenda contradicción, ya que pide que la ley se aplique duramente a los asesinos y delincuentes, olvidando que en la época gloriosa (para ella) de los ’90, la diva se aprovecho de una persona discapacitada para importar un auto evadiendo los impuestos, ya que la ley beneficiaba a las personas con discapacidad.

 

Tinelli, Gimenez y Legrand vs. Jesús, Gandhi y Luther King

 

Lo que deberíamos plantearnos es ¿Por qué influyen más los famosos en el momento que los grandes líderes pensadores de la historia?

 

Ninguno de los grandes a los que nosotros decimos adherir y admirar, afirma la posibilidad de la represión, todo lo contrario: “La violencia genera violencia” afirman en todos sus trabajos, “amarás a tu prójimo como a ti mismo”, “el amor es más fuerte que el odio”.

 

Sería bueno analizar las “causas” de la violencia y de la inseguridad, y no las “consecuencias”, invitar a los medios a especialistas para que analicen a fondo la problemática e instalar un política de estado seria, que se base en las experiencias de los grandes líderes y pensadores.

 

La verdadera intención

 

Jesús fue reprimido y torturado por el imperio romano cuando luchaba por la liberación pacífica de la humanidad, Mahatma Gandhi reprimido por el imperio inglés, en momentos en que luchaba por la liberación pacífica de su país, Martín Luther King reprimido por el imperio “blanco” de EEUU, cuando luchaba por la liberación de los negros de su país, Nelson Mandela reprimido por la minoría blanca que aplicaba el apartheid en Sudáfrica, Pérez Esquivel, reprimido por la dictadura salvaje de nuestro país. La lista es interminable, podemos sumar a Víctor Jara en Chile, el obispo Arnulfo Romero en el Salvador, Angelelli en la Rioja, Mariano Moreno asesinado en altamar por sus ideas, etc.

 

La verdadera intención es reprimir a luchadores sociales y políticos que defienden los derechos de los que menos tienen. Para tomar como ejemplo, podemos decir que en las épocas en las que más se reprimía en nuestro país, fue cuando se cometieron grandes atropellos y creció la delincuencia. Por ejemplo, en la dictadura, mientras se brindaba una imagen de orden y seguridad, se perseguía y mataba a personas sin ningún tipo de juicio, se robaban niños y bebes y, como si eso fuera poco a pueblo argentino se le realizó uno de los mayores robos de su historia, al incrementar 7 veces el valor de la deuda externa (de 6 mil millones a 42 mil millones, en 6 años y sin inversiones).

 

En el otro caso, en la timba de los ’90, mientras se reprimían manifestaciones y supuestamente había más orden, se privatizaron (léase regalaron) las empresas estratégicas el país, se descontaron sueldos y jubilaciones, se dejó a grandes cantidades de personas en la calle por intermedio de los tristemente celebres “retiros voluntarios”, etc

 

¿A quién defendés cuando levantás una bandera?

 

El tema de la inseguridad es demasiado serio y profundo como para que personas del nivel de Susana Giménez, Tinelli y Legrand sean los que más generen opinión, y hay que tener mucho cuidado acerca de los intereses que defendes cuando levantas esa bandera: Puede ser que defiendas la seguridad para toda la gente, o quizás estés defendiendo la seguridad y los intereses de un sector minoritario que lo único que le interesa es que no los molesten en su camino entre su casa y Miami.

 

 

Por Fabián G. Tigur

[email protected]


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here