Por una cabeza, a un año del ”Voto no positivo”

 

Para algunos, cambió para bien, como Julio Cobos, quien solamente con un voto en contra logró pasar del ostracismo político a un lugar de privilegio, por supuesto con mucha ayuda de los multimedios opositores al gobierno, que se encargaron de volver coherente y ético el voto emitido por el vicepresidente.

Para otros, el cambio fue negativo ( el Kirchnerismo), que hasta esos tiempos gozaba de una gran imagen, y a partir de allí comenzó una caída importante en la consideración de la gente.

Haciendo plumas del pingüino caído.

El resultado de aquel voto negativo del vicepresidente a un año ya, queda claro. Si bien en la suma del país, el oficialismo triunfó, la voluntad de la gente pareció decirle que NO a Kirchner. De todas maneras, lo que no queda claro es a quien le dijo que SI. ( Ver análisis de la columna ”Cristina al gobierno, Clarín al poder”).

Al respecto, en estos días los distintos sectores han comenzado con sus estrategias, siempre con la idea de que el gobierno está herido y hay que ahondar esa herida.
 
Por su lado la Unión Industrial Argentina, cámara que agrupa a los grandes empresarios, (aclaramos que ”grandes”, por el movimiento de volumen de operaciones que manejan, no por su grandeza, que requeriría de un análisis mas profundo), la Mesa de Enlace  (que agrupa a los grandes y medianos productores del país, valga la misma aclaración de ”grandes”, que en el párrafo anterior), en estos días, si bien han aceptado el diálogo, siguen arremetiendo con más vehemencia que antes con sus pedidos sectoriales, sobre todo en cuanto a: eliminación de las retenciones, devaluación de la moneda, con respecto al dólar, exenciones impositivas, fin de las paritarias y todo tipo de beneficios para el sector.

La oposición, con distintas afirmaciones, algunas más coherentes que otras. Recordemos que antes todos solicitaban el diálogo, y ahora solamente algunos lo han aceptado, como los integrantes de Unión Pro, UCR, y sectores de Centroizquierda; mientras que, la siempre conflictiva Elisa Carrió se encargó de buscar el fundamento para negarse al diálogo, al igual que el ”Cuentista cordobés” Luis Juez.

Por su lado el gobierno admitió el golpe al convocar al dialogo, una de las solicitudes más claras de parte de muchos sectores y de la sociedad en su conjunto. Aunque tratando de mantenerse lo mas firme posible, de manera de no verse avasallado por la realidad

Quién ganó la pulseada (Parte 2)

En la anterior columna (Cristina al gobierno, Clarín al poder) indagábamos acerca de quién había ganado en la pulseada planteada, y el título de la columna era claro al respecto.

En la misma decíamos que todos los opositores se creían con autoridad para dar consejos al ejecutivo, así Ruben Sabattella  y Pino Solanas, que si bien no ganaron, fueron declarados revelación, afirmaban que el gobierno debía profundizar el modelo de redistribución de la riqueza, es decir sacarle más a los ”grandes” para darles a los ”chicos”.

Por otro lado, los integrantes de Unión-Pro (Macri- DeNarvaez) aseguraban lo contrario,  o sea que el gobierno debía dejar de ”asfixiar” a empresarios con retenciones, impuestos y beneficios para los trabajadores, y hasta se animaron a defender medidas aplicadas por Menem como privatizaciones de Aerolíneas y AFJP.

El problema de Pino Solanas y Sabattella es que los multimedios de ”Comunicación” están en manos de los grandes (Sin ir mas lejos el grupo América es propiedad de Francisco DeNarvaez), por lo cual están en amplísima desventaja para ”debatir” sus ideas.

Hoy en día los integrantes de Unión-Pro visitan cuanto programa periodístico existe, emitiendo sus consejos al gobierno, para reafirmar sus ideas, así por ejemplo en Gran Cuñado Francisco DeNarvaez logró un rutilante triunfo por sobre Kirchner ( Cobos no existió, lo que significa que el poder económico ya comenzó a soltarle la mano), Chiquita Legrand rebozaba de alegría al recibir a su ”patrón”; Francisco DeNarvaez, asegurándole que la había superado en el ”Aplausometro” hasta ella misma”, dicho en otras palabras ”el colorado” es el tipo más querido (lo que poca gente sabe es que Denarvaez es el dueño de ese canal).

Clarín repite en sus titulares a diario las ”grandes pérdidas” que le ocasiona Aerolíneas Argentinas al país, casi como un preludio de lo que va a suceder cuando ingresen ”definitivamente” al poder.

Por último, la mencionamos solamente por convicción. La propuesta de cambio de la Ley de Radiodifusión (Dictada en la última dictadura militar), por una nueva Ley de Servicios Audiovisuales que promovía el gobierno, descansará en paz en los cajones del Congreso, porque los Multimedios y muchos dirigentes de la oposición temen que la propuesta del gobierno recorte las libertades de prensa y prefieren entonces continuar con la Ley de Videla.

Estos son algunos de los saldos del Voto No Positivo de Julio Cobos de hace una año en el senado de La Nación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here