Compañeros, juremos no dejar las armas de la mano, hasta ver el país enteramente libre, o morir con ellas como hombres de corage. General José de San Martín”

Entre los últimos días de enero y los primeros de febrero, el gobernador de la Provincia de San Juan –José Luis Gioja- volvió a realizar el “Cruce de los Andes” recordando la epopeya del General José de San Martín. Participaron, junto al gobernador de San Juan, unos 120 militares, entre ellos una treintena procedente de Chile.

Hasta aquí nada raro en esta “simpática” recordación que, desde hace seis años, viene realizando el gobernador sanjuanino. Pero este año hubo una novedad. Junto a las banderas de Argentina y Chile, flameaba la de un tercer país. Al lado del gobernador de San Juan y autoridades chilenas había “alguien” más. Según la información oficial estaba el embajador de Canadá -Timothy Joseph Martin- y su esposa. Ellos portaban la bandera su país.

 

Hasta aquí la anécdota o lo que parece una anécdota.

Desde hace varios años diversas organizaciones, foros, asambleas populares, investigadores y personalidades diversas vienen denunciando que en la frontera chileno-argentina hay un tercer país. Ese país tiene un territorio cedido –por Chile y Argentina- a la empresa Barrick Gold, pero esta empresa –vinculada a los Bush y mafias diversas- no está sola. Tiene a Canadá como patria. En esos emprendimientos -los proyectos de Veladero y Pascua Lama-, durante un par de década, sacarán -a “su gusto y paladar”- oro, plata, cobre y otros minerales.

No es este el momento y lugar para señalar el volumen de las riquezas que se llevarán, que suma varias veces el total de la deuda que nos reclaman. Pero tampoco podemos olvidar que nos dejarán una zona devastada y con el agua purísima de los deshielos imposible de consumir.

Ahora, lo importante es señalar que el “Cruce de los Andes” de este año trajo la prueba palpable de la existencia de ese “tercer país” que tendrá vigencia hasta que terminen de llevarse o destruir las riquezas de nuestra cordillera.

La simbología y epopeya sanmartiniana son utilizados para encubrir estos objetivos. A su debido tiempo el pueblo y los historiadores pondrán las cosas en su lugar.

Por: SOBERANIA en PROYECTO SUR MENDOZA

Juan Manuel Aguilar, Nelly Marianela Cuevas, Vicente Antolin, Elena Giordano, Luis Eduardo Olmos, Tomas E. Piña, Jorge De la Rosa, Fernando Saez, Julio Arturo Ruiz, Berardo Simonovich, Tenchi Espinola, Miguel Angel Vidal, siguen las firmas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here