”Delante de cada persona hay un camino que parece correcto, pero termina en muerte” (La Biblia) 

Parece que no todos los caminos conducen a Roma…

¿Cuántas veces la señalización de la carretera indica transitable con normalidad y de pronto llegamos a un callejón sin salida, o al destino que no queríamos? No deberia ser asi, pero sucede.

Pensamos, soñamos, nos imaginamos y hasta muchas veces planificamos, pero no “llegamos a Roma”.

Es que no todo lo que parece tan bueno en realidad lo es, para decirlo en otras palabras, que esas cosas que creemos son maravillosas, en muchos casos no lo son tan asi y por dentro entrañan algún mal, engaño o falencia.

El 95% de las decisiones que tomamos todos los días son emocionales. Desarrollar la inteligencia emocional significa conocerse.

No solamente observamos estos finales de caminos no programados en un paseo por la montaña, sino también en los emprendimientos personales, en los cambios que tomamos en la empresa, o cuando decidimos hacer una gran inversión para trasladar la empresa hacia otros países o ciudades.

Datos estadísticos muestran que los años mas difíciles de una empresa dentro de una sociedad lucrativa son los primeros cinco años, muchas de ellas no alcanza a cumplir su primer año y tan solo el 5% llega a trascender más de 5 años.

Creer que la única razón para empezar su propia empresa radica en querer hacer mucho dinero, es una de las metas, algunas veces no tan manifiestas, otras bien a la vista, podría ser un callejón sin salida.

Millones de estudios acerca de la quiebra de empresa estipulan una pobre gestión por parte del empresario, propietario o gestor como una de las causas de fracaso más comunes. Como consultor he tenido que asistir las ultimas etapas de vida de empresas grandes y pequeñas, tiempo antes de la quiebra o ruptura, y observar como han dejado deslizar la gestión comercial o de personas entre los dedos…

Otro error fatal es tener un capital de trabajo insuficiente en los primeros meses de operación.

Más errores de causas de la quiebra radica en un desarrollo o crecimiento excesivo que se produce a menudo cuando los propietarios de empresas confunden el éxito con la rapidez.

Temas fuertes y muy negados en la mente de gran parte de los que parten una empresa, o emprendimiento… “a mi no me va a pasar”.

Puedo ayudarte en este y otros temas para tener resultados exitosos en tu empresa o emprendimiento. Puedes escribirme a info@consultoradelmonte.com.ar

Facebook: Consultora del Monte
Twitter:@rolandodiazn
Web: www.consultoradelmonte.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here