”Si prestas dinero a Mi pueblo, a los pobres entre ustedes, no serás usurero con él; no le cobrarás interés.” (La Biblia)

Este principio bíblico que encontramos ya en el Toráh, parte del libro sagrado que tienen en común judíos y cristianos, nos muestra desde aquel tiempo que era necesario “ordenar” u organizar la economía de los pueblos, por primitivos que fueran.

Hoy, mas de 5000 años después la realidad país nos vuelve a confrontar con temas relacionados al dinero y su uso especulativo.

Cuando la sociedad primitiva fue evolucionando y las relaciones sociales de producción también fueron cambiando, el pensamiento económico se tuvo que transformar. Palabras que este ultimo tiempo hemos estado escuchando como “buitres”, “bolsa”, “bonos”, “especulación financiera” y por sobre todo “default”.

Ten en cuenta esta realidad: “cuando se deprecia la moneda, antes se deprecia tu mente”. Y es aquí donde se debe trabajar primeramente.

¿Cómo debemos dirigir nuestros pensamientos en tiempos de cambios?

Claramente los mercados se contraen y empiezan a haber movimientos lentos pero que denotan inseguridad y falta de confianza.

Debemos primeramente empezar a trabajar nuestros pensamientos, poner un “botón de pausa” antes de hacer comentarios en tu circulo de influencia, familia, colaboradores o tu lugar de trabajo.

Puedes considerar alianzas comerciales, donde el impacto es redistribuido o tomar consejo de pares, colegas y personas que tengan una mirada optimista y creativa.

Siempre se ha dicho que los momentos de movimientos hacen salir a cada persona de su lugar de seguridad y la desafían a pensar creativamente. Puedes seguir tomando ideas de la columna “Creer para Cambiar”

Puedo ayudarte en este y otros temas para tener resultados exitosos en tu empresa o emprendimiento. Puedes escribirme a info@consultoradelmonte.com.ar
Facebook: Consultora del Monte
Twitter:@rolandodiazn
Web: www.consultoradelmonte.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here