El precio de la soja tiene más posibilidades de volver a subir por encima de los u$s600, que de quedar por debajo de los 500 dólares. El dato se viene repitiendo en diferentes análisis sectoriales, pero quien lo dice ahora es el zar del poroto argentino: el empresario Gustavo Grobocopatel. Pero lejos de festejar la volatilidad de precios marcó la necesidad de diversificar la matriz productiva para no ”depender de una buena cosecha”.

”Hay un rango de precios en los mercados de futuros que van de 500 a 600 dólares la tonelada en Chicago, pero cualquier noticia mala en relación con el clima va a hacer subir los precios, mucho más probable que una volatilidad hacia abajo”, señaló Grobocopatel, quien participa del 48º Coloquio Anual de IDEA, que se desarrolla en Mar del Plata bajo el lema ”Las empresas como motor del desarrollo sustentable”.

Insistió en que ”hay un 30% de posibilidades de que el grano suba por arriba de 600 y que esté por debajo de 500, el 10 por ciento”.

Sin embargo, el empresario sojero considero: ”Si dependemos todos de una cosecha hay una matriz productiva que es insuficiente, y por ello tenemos que tratar de generar una matriz más diversificada”.

”Esperamos todos tener una muy buena cosecha este año; los precios van a seguir acompañando y creo que va a ser una gran ayuda para la macro y la microeconomía argentinas”.

El empresario, considerado el zar de la soja, calculó que el Gobierno se quedará el año que viene con entre 8.000 y 10.000 millones de dólares” como producto de las retenciones a la exportación de la oleaginosa, de la cual se estima una cosecha de 55 millones de toneladas.

”Lo que hay que destacar es que todos los años el campo invierte u$s10.000 millones para tener soja, y eso no se destaca. Por el contrario, se destaca cuando una empresa invierte en una planta, a veces u$s10 millones que es por única vez, y el campo lo hace todos los años”, se quejó.

Estratégica. Por su parte, el ex presidente del Banco Central Mario Blejer sostuvo que, con políticas claras a largo plazo, la Argentina ”podría ser la Arabia Saudí de la alimentación”, porque la demanda de ese sector a nivel mundial crecerá 20% en la próxima década.

Al participar del panel que evaluó los ”Sectores económicos estratégicos para la Argentina”, que se realizó en el marco del encuentro empresarial, el vicepresidente del Banco Hipotecario analizó la cadena agroindustrial, más específicamente de la soja, a la cual consideró ”estratégica” y que podría hacer al país ”exitoso” a nivel mundial, por su rol a nivel local y el contexto internacional.

”La combinación de las características de esta cadena agroindustrial y el rol que juega la inserción de la Argentina en el mundo, es lo que la hace exitosa”, afirmó Blejer.

”El factor clave de la agroindustria es el tema de la seguridad alimentaria global. Se habla mucho de largo plazo y en este campo es donde la Argentina puede jugar un rol fundamental”, explicó.

El ex presidente del BCRA sostuvo que ”se estima que el crecimiento de la demanda por alimentos será del 20% en la próxima década” y apuntó que ”este crecimiento apenas si puede ser satisfecho, porque la oferta crece menos de lo que venía creciendo habitualmente”.

”Este crecimiento de la oferta podría satisfacer la demanda, pero no la de stock, que es la que amortigua la volatilidad”, consideró Blejer, y enfatizó que ”hay un aumento en el largo plazo en el precio de los alimentos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here