Resulta curioso e inexplicable que 200 años de historia nos encuentren aun separados de aquel sueño bolivariano. Más aun, es contradictorio pensar que este hermano país, fue cuna de liberación e independencia.

En la guerra de independencia contra España, los jefes soldados españoles prometían a los esclavos la libertad, mientras los criollos que luchaban con Bolívar se la negaban, esto haría que Bolívar se refugiara en Haití y hiciera amistad con el presidente Alexandre Petrion, con quién firmó un acuerdo, en el se comprometía a liberar a los esclavos a cambio del apoyo para la revolución. Esta fue la clave para convertirlo a Bolívar  en el jefe revolucionario. Así en 1816 declara la liberación de los esclavos y estos se incorporan al Ejército Libertador.

Resulta entonces hasta indignante que aquel país, que fue el primero en independizarse, que fue apoyo fundamental para la historia de independencia latinoamericana, se encuentre colonizado, esclavizado, pobre y olvidado.

Estamos viviendo una época de unión entre los latinoamericanos. Nunca antes tuvimos presidentes que pensaran en esta unión, estos momentos de cambios y acercamientos se vienen dando en un proceso de amistad. La creación de Unasur es un claro ejemplo que se ha avanzado hacia la consolidación de una América Latina unida, pero no podemos dejar de estar atentos a las derechas conservadoras que siguen oponiéndose a estos cambios, y aunque está lejos aun el sueño de la Nación Latinoamericana, debemos estar firmes y atentos a los cambios. Y aunque falta mucho por hacer no debemos olvidarnos que aquellos que fueron parte del cambio de la historia, de nuestras raíces, son nuestros hermanos.

Como dijo Abelardo Ramos: “América Latina se encuentra dividida no porque es subdesarrollada sino que es subdesarrollada porque está dividida”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here