Por Cristian Carrillo

 

El ex presidente Eduardo Duhalde se había manifestado en reiteradas oportunidades como alguien retirado de la política y dedicado a la pesca. Esta última afición la mantiene y ayer tiró un anzuelo para ver qué repercusión genera: afirmó ante varios periodistas que se presentará en las internas abiertas del justicialismo, sumándose a la carrera presidencial. “Voy a participar de las internas y le voy a ganar a Néstor Kirchner”, afirmó luego de su intervención en el 45º Coloquio Anual de IDEA que tiene lugar en el hotel Sheraton de esta ciudad, donde compartió un panel con el ex senador radical Rodolfo Terragno.

Notas relacionadas

{loadposition user11}

 

El ex presidente sorprendió al lanzar su candidatura para 2011 y reflexionó sobre sus rivales. “En el peronismo tenemos muchos candidatos para presidente, por ello tenemos que verlos trabajar”, aseguró. También dijo que espera que con el nuevo Congreso “no siga este ambiente bélico desde el Gobierno” y que las leyes que “salen de la noche a la mañana son un mamarracho”.

 

Debido a lo inesperado de las declaraciones, los empresarios evitaron hacer apreciaciones públicas al respecto. Algunos se sonreían al ser consultados y señalaban lo poco serio del tema. “¿No era que no quería más un puesto en la política?”, señaló a Página/12 el directivo de un holding industrial que esponsorea el evento. Quien no evitó la pregunta fue Terragno. Durante una pequeña conferencia de prensa manifestó su desconcierto. “No sé, aparentemente estaba retirado de la política”, respondió. No obstante, el ex senador radical afirmó: “Lo que más me entusiasma no es si va a ser presidente de su partido, sino la intención de buscar denominadores comunes”.

 

Duhalde y Terragno ofrecieron minutos antes una charla sobre “Consensos y políticas de Estado para la competitividad”. Allí anunciaron que trabajan en una agenda común entre la oposición y el peronismo disidente sobre “políticas de Estado” con vistas al 2011 que piensan elevar al Gobierno. Los disertantes aseguraron que ese es el “núcleo duro” del entendimiento. El ex presidente señaló que el bipartidismo en el país es un hecho impuesto por la realidad. “El 90 por ciento de los intendentes del país son peronistas y radicales”, pero rechazó la idea de un “pacto” por las connotaciones negativas que tiene el término. Duhalde consideró que el acuerdo entre los partidos tiene que tener como finalidad impulsar un cambio de la cultura política del país con el objetivo de que “todos los argentinos entremos al siglo XXI”. “Estamos indigestados de pasado. Tenemos que hacer borrón y cuenta nueva”, agregó.

 

Consideró también que la disyuntiva del momento es saber si los argentinos “nos quedamos atados en la escatología de las últimas décadas del siglo XX o si entramos todos en el siglo XXI”. Ya en campaña, el también ex gobernador bonaerense calificó de “extorsivo” el liderazgo presidencial de Kirchner, a diferencia de los de Carlos Menem y Raúl Alfonsín, a los que tildó de “carismático” y “fuerte” respectivamente.

 

La idea de un entendimiento entre las diferentes fuerzas políticas fue formalmente presentada por Terragno. “Estamos trabajando en una serie de puntos mínimos, pero no los podemos adelantar todavía porque hay gente que se tiene que sumar”, reveló. En ese marco, señaló que anoche le presentó la idea al gobernador Daniel Scioli en su carácter de presidente del Partido Justicialista –anteayer compartieron mesa en la cena del Coloquio– y que quedaron en fijar una fecha para el encuentro.

 

Consultado por este diario respecto del bipartidismo, explicó que “más allá de que existan múltiples partidos la Argentina es demográficamente peronista o radical”. “Ambos partidos han tenido una tendencia hacia el intervencionismo. A medida que se evoluciona a cierta diferenciación y a concepciones menos rígidas se avanza al bipartidismo. El bipartidismo se afianza cuando las visiones no son diametralmente opuestas”, reflexionó. De todos modos, argumentó que el tema de las internas abiertas es “bueno”, pero “si inhibe a las minorías a participar, no”. “El bipartidismo no se puede imponer y las reformas constitucionales tampoco”, concluyó. Fuente: pagina 12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here