Lo que sucede es que el partido de la Justicia Social no pasa por su mejor momento en la provincia, encontrándose en permanente ebullición en lo que respecta al debate hacia el 2011. En ese contexto existen pocas figuras consolidadas en el tiempo, como el caso del Intendente de General Alvear.

 

Las ventajas de De Paolo


– Es uno de los pocos Intendentes que puede ostentar el record de 3 mandatos en su terruño, manteniendo un alto nivel de aceptación en la actualidad.

 

– Como si eso fuera poco, es el intendente que mas reconocimiento promedio tiene entre los ciudadanos del resto de los departamentos de la provincia, de acuerdo a lo que demuestran las últimas encuestas. Es el mejor posicionado en Mendoza, de los Intendentes Justicialistas en cuanto a imagen.

 

– Entre los candidateables, el Intendente “alvearino” es uno de los más allegados a Juan Carlos Mazzon, el exitoso operador presidencial que le permite abrir puertas importantes en Presidencia de la Nación.

 

Lo negativo


– Su condición de sureño no deja de ser un impedimento al momento de hacerse conocer ante el exigente electorado mendocino, aunque algunos convierten eso en positivo al plantear que “no tiene techo para el crecimiento”

 

– Su relación con Jaque siempre fue confusa. Desde el acceso del malargüino al Sillón de San Martín, ambos dirigentes se diferenciaron. Sus allegados más cercanos no entienden el porque de esa situación, dado que no existe ningún motivo real para ello, aunque en forma permanente tratan de disimularlo.

 

– La posición geográfico-política: Como todos sabemos General Alvear es parte del Cuarto distrito electoral, que comparte con San Rafael y Malargüe. En esa región debe competir con otros representantes de peso como Juan Agulles de Malargüe, allegado directo de Celso Jaque y Omar Felix, actual legislador nacional y de gran proyección dentro del Justicialismo con vistas al futuro.

 

El mapa político interno. La historia vuelve a repetirse


Otro condicionante para De Paolo, como así también para todos, es la diagramación del mapa interno del Justicialismo. Como si se tratara del primer amor y luego de un tiempo de encuentros y desencuentros han vuelto cada uno a sus orígenes.

Notas relacionadas

{loadposition user11}

 

Lo que sucede es que ha resurgido la lucha histórica entre los azules de Mazzón y los Naranjas del “equipo de los mendocinos”, quedando fuera de la misma los ex Menemistas, que por ahora juegan en el equipo del Peronismo Federal. El esquema es el siguiente:

 

Línea Naranja: Los principales lideres son: Celso Jaque, el Rolo Gabrieli, Alejandro “Chiqui” Cazaban, Carlos Ciurca, Francisco “Paco” Pérez, Rubén Miranda (Las Heras), Alejandro Abraham (Guaymallén), y Juan Agulles (Malargüe).

 

Linea Azul: Adolfo Bermejo (Maipú), Jorge Gimenez ( San Martín), Omar Felix (San Rafael), Juan Carlos De Paolo (General Alvear) y el Presidente de la Cámara de Diputados Jorge Tanus.

 

Ex Menemistas: Los ex Menemistas y otros allegados al sector se han encolumnado con el Peronismo Federal de Eduardo Duhalde y Felipe Sola. Los principales dirigentes son: Vicente Emilio Russo, Enrique Thomas, Guillermo Amstutz , Cristian Racontto y Cassia.

 

Analizando el mapa de la interna peronista, se puede observar que la Naranja maneja el primer y tercer distrito, mientras que la Azul mantiene mayor preponderancia en el segundo y cuarto distrito.

 

Si de votos se trata, debemos reconocer que el primer distrito es el que manda, dado que Las Heras y Guaymallén son de los mas poblados, lo que le daría una mayor ventaja a la Naranja, aunque en política 2 mas 2 no es 4 y las sorpresas siempre están a la hora del día.

 

En este contexto es donde crece la figura del alvearense De Paolo, quién no tiene el mismo nivel de desgaste interno que sus pares, beneficiado por la gran distancia de su departamento, lo que lo aparta de las luchas intestinas, de ahí el buen nivel de reconocimiento de la sociedad y de los compañeros. Muchos dirigentes azules aseguran que es el hombre que puede lograr la unidad del justicialismo mendocino, mas allá de las internas.

 

El tiempo será testigo


Lo cierto de todo esto es que el Sureño tiene todas las posibilidades de elegir candidatura:

 

– Si no quiere problemas puede volver a postularse como Intendente de General Alvear casi sin riesgo de derrota. Hasta sus mas acérrimos rivales reconocen que en estos momentos es casi imposible ganarle en su territorio.

 

– Como segunda opción sumamente accesible puede optar por una candidatura a legislador provincial, lo que también le significaría un mero trámite, dado el alto grado de aceptación, tanto en su departamento como en los vecinos de Malargüe y San Rafael.

 

– Por último muchos le aseguran que puede sumar mucho al proyecto Justicialista provincial si encabeza una de las listas a Diputado o Senador Nacional.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here