¿Analizamos porque?

 

Realmente uno no termina de interpretar lo que esta sucediendo, o mejor dicho como llegamos a esto. Parece ser que la intencionalidad de desprestigiar a un gobierno no tiene límites, a tal punto que termina tirando por tierra el esfuerzo de todo un año de guionistas, libretistas, artistas y hacedores de cultura y, ¿Por qué no? De dirigentes gubernamentales. Personas que ponen todo de sí para realizar, cada año una fiesta que ha adquirido relevancia a través de los años y se ha consagrado como la más importante del país. Además de encontrarse entre las 5 festividades mas grandes del planeta, junto con: la Fiesta del Dragón, en China; el Carnaval de Río de Janeiro, en Brasil; el Carnaval de Venecia, en Italia, y la Fiesta de San Fermín, en Pamplona, España.

 

Hace pocos años comenzó, ¿alguien lo recuerda?, días antes de la vendimia comienza la campaña, al igual que este año: que si hay conflicto con los artistas, que pueden llegar a haber “silbidos espontáneos”, que quien se lleva las entradas, etc, etc ,etc. Es increíble como una buena noticia se puede dar vuelta y convertirla en mala, por ej.: No deja de ser una muy buena noticia que la demanda de entradas sea extraordinaria y no alcance para todos, sin embargo se comienza a poner en duda en todos los medios acerca de donde van a parar las mismas, entre quienes se reparten, etc, etc.

Los que pudimos ir a la fiesta central vimos claramente quienes tenían entradas. En el momento en que los locutores solicitaron que levantaran las manos los turistas, se pudo observar que un 30% a 35% del anfiteatro las levantó. En lo que respecta al resto se veían barras de todos los departamentos que vivaban por su reina. Reiteramos, las buenas noticias, se convierten en malas para desprestigiar la gestión gubernamental, pero termina devaluando a Vendimia y a toda Mendoza.

 

Tema por tema

 

Los silbidos

 

Nadie que se precie de informado y, medianamente objetivo, puede dejar de aseverar que el tema de los silbidos fue algo preparado. Cadenas de Correos electrónicos, mensajes de texto y otras formas de comunicación recorrían Mendoza días anteriores a la fiesta, al igual que el año pasado, incitando a generar un “silbido espontáneo” en el momento de la entrada del Gobernador. Lo lamentable de todo esto es que el primer mandatario ingresó al anfiteatro en el momento en que se cantaba la canción a la Virgen de la Carrodilla. Los turistas asombrados no entendían si los silbidos eran a alguien en particular o a la Virgen, como para sentir vergüenza ajena.

 

Los responsables de esto deben entender que los escraches son manifestaciones antidemocráticas y de carácter fascista, que se puede convertir en arma de doble filo si se asume como costumbre. La mejor manera y mas democrática de rechazar a un dirigente es NO VOTÁNDOLO.

 

Para sumar a la preocupación podemos decir que la gran mayoría de gente que silbo al gobernador, luego aplaudió a Ricardo Fort: ¿Ese será el resultado de estas campañas?, los responsables deberán explicar adonde nos llevan con esto.

 

Entradas al acto central

 

La Fiesta de la Vendimia ha adquirido relevancia internacional, a tal punto que se encuentra entre las 5 mas grandes del planeta, junto con: la Fiesta del Dragón, en China; el Carnaval de Río de Janeiro, en Brasil; el Carnaval de Venecia, en Italia, y la Fiesta de San Fermín, en Pamplona, España. Por tal motivo la demanda de entradas para la fiesta central es muy importante y los operadores turísticos solicitan mayor cantidad. De ahí es que en algún medio se instaló el debate acerca de que la fiesta debe ser para los turistas o para los mendocinos, lo cierto es que los lugares son los mismos y la demanda es mayor, algo muy difícil para cualquier gobierno.

 

Sería muy bueno que todos estos temas se trataran con la seriedad del caso, tratando de ser lo mas equitativos posibles, pero sin la intención de exasperar a la gente, predisponiéndolas para cualquier tipo de manifestación contraria dentro de la fiesta.

 

Elección de las reinas

 

Durante décadas se ha venido eligiendo a las soberanas de esta manera, habiendo algunas oportunidades en las que se generaron críticas acerca del resultado, generalmente cuando resulta tan disputado como esta vez.

 

Sin ánimo de defender este procedimiento, dado que puede haber mejores, se debe tener mucho cuidad al momento de proponer nuevas maneras de elegir a la soberana máxima. En estos días resalta el proyecto de algunos dirigentes que proponen que sea la gente la que decida la elección, sin embargo hay que tener en cuenta que cada uno tiene una tendencia lógica a votar por la reina de su departamento, por lo cual los municipios grandes tendrían mayores posibilidades con respecto a los que tienen menor población.

 

También en esto sería importante generar un foro con gente experimentada, de manera que, en caso de cambiar el sistema, sea para mejor.

 

A cuidar Vendimia!

 

Desde este medio convocamos a cuidar vendimia, no debemos utilizar el marco de una fiesta de todos para nuestros intereses particulares, sobre todo si esto significa la posibilidad de mancharla o desprestigiarla.

 

– Si queremos manifestar disconformidad con algo o con alguien, la democracia nos ofrece muchas herramientas, pero no utilicemos la tribuna de otros, sobre todo si es una fiesta popular y de todos.

 

– Si la intención es desprestigiar al gobierno existen también herramientas democráticas, la fundamental y soberana es el voto, pero también se pueden organizar debates y foros en donde se contrapongan con proyectos propios, pero reiteramos, es lamentable utilizar el ámbito de una fiesta para estos objetivos, muchas veces oscuros.

 

– Un llamado en especial a los que hacen vendimia: Artistas, libretistas, guionistas, directores y trabajadores en general a no prestarse a los intereses sectoriales (políticos, mediáticos y económicos). Sabemos que muchas demandas son justas, en este medio hemos publicado la carta de los artistas. Lo único que solicitamos es no prestarse a campañas con intereses espurios que nada tienen que ver con sus solicitudes. Por sobre todas las cosas, si se mancha Vendimia, los más afectados son Uds., los actores directos.

 

Finalmente queremos felicitar a todos los que hacen e hicieron vendimia. Evocando a los iniciadores, no debemos dejar que decaiga la calidad de una fiesta que es para “romperse las manos aplaudiendo” y esta impresa en la memoria colectiva de nuestra provincia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here