Cortar y pegar

 

Bullrich escribió en su presentación a la justicia que se habían pagado 108 millones de dólares al “Banco Continental”.

Días previos a la denuncia de la diputada Bullrich, salió una nota en el centenario diario La Nación firmada por Martín Kanenguiser que informaba sobre un pago que se realizó al BID Banco Interamericano de Desarrollo. En líneas siguientes el cronista se refiere a esa entidad como “banco continental” pero por un error de tipeo o por el apuro del corrector salió impreso en el diario “Banco Continental”.

Entonces Patricia Bullrich leyó eso y sin cotejar la información con ninguna otra fuente o testimonio o consulta a algún especialista y  solamente con ese dato realizó la denuncia.

No existe el “Banco Continental” en ningún lugar conocido del planeta La Tierra.

Los opositores especialistas en denuncias demostraron así de qué son capaces y mostraron sus procedimientos y formas de construir en política, con la denuncia como herramienta, sin profundizar, sin investigar, sin documentar.

Un atento lector de la nota de La Nación, se daría cuenta del error de tipeo.

Un periodista con oficio, hubiera reproducido la nota con la corrección correspondiente. Un editor responsable, hubiera publicado la información del pago de la deuda y la denuncia de Patricia Bullrich, haciendo lugar a estas aclaraciones. Sin embargo la información fue retransmitida por agencias de noticias y publicada posteriormente en varios diarios (Perfil, Infobae, Clarín) con el mismo fundamento del error: el pago realizado al inexistente Banco Continental.

La herramienta “cortar y pegar” del procesador de texto “Word” hace hacer travesuras en algunos casos y en otros, pone en evidencia a los que poco empeño ponen en su tarea de investigar, buscar, encontrar, y en base a eso, por ejemplo, realizar una denuncia, una nota periodística, un pedido de informes a los administradores del Estado.

El pago de compromisos bancarios con dineros de las reservas del Banco Central, se puede discutir, aunque sea más conveniente teniendo en cuenta que no se pagan intereses y en cambio pagando con otro nuevo crédito solicitado a un organismo internacional o a otro banco sí hay que pagar intereses de más del 15%.

La oportunidad de pagar las deudas contraídas con anterioridad por otros administradores del Estado, se puede discutir.

La decisión de un juez de primera instancia luego de una denuncia de un legislador que perdió una votación en el Congreso, sobre un acto que permiten las leyes, los reglamentos, la constitución y la autonomía de poderes del Estado, podría ser motivo de discusión y polémica.

Lo que es innegable, es la vergüenza de que se basen las denuncias, las astucias, las picardías políticas, las bases doctrinarias de la oposición a una opinable acción de gobierno, en un error por no leer bien, o por no escribir bien.

O por usar para todo, indiscriminadamente el “cortar y pegar” de la computadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here