Julio Cobos desde su voto no positivo, se instalo en el imaginario político, como una suerte de Brutus de Néstor Kirchner. Un ejemplo de los límites que puede tener una alianza política, donde existen visiones de mundo (weltanschauung) diferenciadas.

En la necesidad de posicionarse o posicionar sus candidatos, en la oferta electoral, desde hace días promocionan su reunión gastronómica. Apenas un dato quizás, sobre las múltiples interacciones que deben haber mantenido.

Cobos ha declarado ”Scioli dista mucho del kirchnerismo”, eso es una verdad de Perogrullo, nada aporta al debate. Luego el ex gobernador de los mendocinos expresa que irán por caminos separados, ”pero eso no implica que no haya encuentros entre sectores por políticas de estado comunes”. Entonces, sería interesante escucharlos y que nos cuenten, su visión común (y sin adjetivos grandilocuentes) sobre cuál es la matriz de pensamiento en la que abonan para delinear las políticas de estado que dicen discutir.

Nos podrían informar sobre su postura acerca del  desarrollo autónomo de la economía nacional y sus experiencias sobre el tema.  Cómo extenderían y profundizarían los sistemas de representación, cómo desde sus tradiciones políticas han contribuido en ciencia y técnica a un plan sustentable de crecimiento del país. Cómo aportaran a la seguridad humana desde una perspectiva estructural. Cuál sería  su política exterior, desde una visión autonómica basada en el interés nacional. Cómo mejorarían o extenderían las políticas de  seguridad social. Cómo gestionarían un plan educativo con metas empíricamente contrastables.

En definitiva cómo trazar las agendas complejas e interdependientes que requiere hoy el Estado en esta fase del capitalismo.

Desde 2003 a esta parte la gestión de la cosa pública cambio sustancialmente en concepción y operatoria. Tenemos un Estado promotor, presente y activo en los múltiples temas que conciernen al desarrollo integral del país; Una conducción de los asuntos estatales exclusivamente ejercida  por el poder político; un liderazgo que por formación tradición y experiencia, puso en escena otra vez, la virtud gubernativa en la visión y exigencia  de los argentinos.

Millones de ciudadanos, han vuelto a la arena pública a través de la restitución de derechos y ciento de miles de jóvenes se han incorporados  a la acción política en los últimos años. La participación de estas nuevas generaciones dista en calidad y contenido de sus inmediatas anteriores.  Se ha ido  conformando un nuevo bloque histórico que demanda y propone desde otro lugar de las conquistas alcanzadas.

¿Habrán tenido en cuenta estas consideraciones? ¿Todo esto, se habrá hablado en la comida de diciembre? Nunca menos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here