”Los estrategas estadounidenses optan ahora por una descarga masiva de misiles, seguida rápidamente de otros ataques sobre los objetivos no alcanzados o no destruidos por el ataque inicial”, informa el diario Los Ángeles Times, citando fuentes del Departamento de Defensa.

La Casa Blanca ha pedido una lista de objetivos ampliada para incluir ”muchos más” que la lista inicial. Refiere Russia Today que los estrategas del Pentágono contemplan la participación de bombarderos de la Fuerza Aérea y de cinco destructores estadounidenses que patrullan actualmente el Mediterráneo oriental, para lanzar misiles de crucero y misiles aire-tierra, permaneciendo fuera del alcance de la defensa antiaérea siria.

”Habrá varias descargas y una evaluación tras cada ataque, pero todo limitado a 72 horas y una indicación clara cuando hayamos terminado”, indicaron las fuentes en condición de anonimato.

LEÉR MÁS  Irak anunció que venció al Estado Islámico y finalizó la guerra

Hasta ahora, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha dicho que Washington no llevará a cabo en Siria una ofensiva a gran escala, similar a las realizadas en Iraq y Afganistán, y que el ataque ”no será una intervención sin plazos concretos”.

Obama ofrecerá este lunes una serie de entrevistas televisivas para insistir en sus planes de intervención en Siria y el martes ofrecerá un discurso a la nación para ahondar en este mensaje. El próximo 11 de septiembre el Senado norteamericano en pleno votará un proyecto de resolución sobre el ataque propuesto por Obama, que ya fue aprobado por el Comité de Exteriores.

Lobby israelí presiona para el ataque
El Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC), que representa al lobby israelí, presionará al Congreso para que apruebe la intervención militar en Siria. ”Planeamos un gran esfuerzo de presión con alrededor de 250 activistas que se reunirán con senadores y representantes en Washington ”, dijo una fuente del AIPAC, citada por la agencia Reuters. De acuerdo con los asesores del Congreso, las reuniones y discursos probablemente se lleven a cabo el martes.

LEÉR MÁS  Maduro prohibió a principales partidos opositores competir en las presidenciales 2018

También este domingo se supo que los miembros de la Comisión de Exteriores del Senado que votaron a favor de una resolución que autoriza la invasión militar en Siria han recibido cinco veces más contribuciones de las industrias militares que los que votaron en contra.

El portal OpenSecrets.org se hizo eco del Centro para Política Responsable, un grupo independiente y sin fines de lucro que analiza la financiación de la política en Estados Unidos y sus efectos sobre las elecciones y las decisiones.

LEÉR MÁS  Nueva York: explosión en una terminal de micros en Manhattan

Los diez senadores que aprobaron la resolución han recibido entre el primero de enero del 2007 y el 31 de diciembre del 2012 un promedio de 72.850 dólares en contribuciones de la industria militar, mientras que los siete que votaron en contra han recibido un promedio de 39.770 dólares en esa misma temporada.

El senador republicano John McCain, de Arizona, ha recibido 176.300 dólares en contribuciones de la industria militar, seguido por los demócratas Dick Durbin, de Illinois, con 127.350 dólares; Timothy Kaine, de Virginia, con 127.350 dólares, y Ben Cardin, de Maryland, con 80.550 dólares.

Granma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here