La segunda ola de frío polar de este invierno en Norteamérica volvió a convertir la región de las cataratas del Niágara en un espectáculo de hielo y nieve, en una región entre Estados Unidos y Canáda con temperaturas de 30º bajo cero.

El martes último, con la llegada del frío extremo del ”vórtice polar”, las temperaturas en el sur de Canadá se desplomaron a menos 20º centígrados, pero con vientos de hasta 11 kilómetros por hora, la sensación térmica era inferior a los 30º bajo cero.

LEÉR MÁS  Kim Jong-un se reunión con el presidente chino

La tormenta ‘Janus’ congela el noreste estadounidense, donde la sensación térmica puede descender hasta los 45º bajo cero en algunos puntos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here