El gobierno venezolano anunció la puesta en marcha de un nuevo sistema cambiario con tres modalidades, una de las cuales será ”totalmente libre” o de mercado, en el que podrán intervenir oferentes y demandantes de divisas, tanto personas privadas como jurídicas. Es la mayor modificación en el sistema de control cambiario que rige desde hace 12 años. El nuevo sistema comenzará a operar esta misma semana, una vez que se publiquen las normas de funcionamiento. El ministro de Economía, Marco Torres, y el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, explicaron que el nuevo mercado, denominado Sistema Marginal de Divisas (Simadi), comenzará con una tasa que será dictada por el mercado, al cual tendrán acceso personas naturales y empresas, publicó Tiempo Argentino.

La medida pretende ser una vía de alivio en el mercado cambiario local, que ha estado sometido desde hace más de un año a fuertes presiones por la escasez de divisas y el estricto control cambiario imperante desde marzo de 2003. La falta de divisas ambientó un desabastecimiento creciente de bienes de consumo, lo que ha obligado al Estado a realizar ingentes inversiones para importar alimentos y otros productos. Esto, a su vez, derivó en la implementación de prácticas especulativas que mediante el acaparamiento o el contrabando hacia Colombia de mercaderías subsidiadas impulsaron la inflación.

LEÉR MÁS  Estuvo preso 39 años y era inocente

La ”tasa libre” de divisas se determinará por la oferta y demanda, que será dirigida por agentes de bolsa y bancos. Según fuentes no identificadas citadas por DPA, la operatoria arrancará con un precio cercano al tipo de cambio paralelo, que actualmente es de 180 bolívares por dólar, y además tendrá acceso limitado por la disponibilidad de divisas. El Simadi complementará el mecanismo de controles, que continuará operando con una tasa preferencial de 6,30 bolívares por dólar, utilizada para importaciones de alimentos y medicinas, mientras que los anteriores cambios complementarios, de 12 y 50 bolívares, serán fusionados en uno solo, que operará con el mecanismo de subastas y comenzará con la tasa de 12 bolívares por dólar.

LEÉR MÁS  Irak arremete contra el EI en la frontera con Siria

Para estas operaciones se habilitarán más de 3000 bancos y operadoras de bolsa, donde podrán acudir personas con dólares en efectivo y mediante transferencias. Torres dijo que las remesas que reciban ciudadanos del exterior podrán ser cambiadas en este mercado. “Es importante saber que podrán acceder personas naturales y jurídicas, sólo deberán tener cuentas en instituciones financieras como lo establece la normativa cambiaria”, explicó. Quienes quieran vender “podrán hacerlo a través de este sistema, por medios de las casas de cambios. Queremos modificar la economía venezolana para llegar a exportadores no tradicionales. No queremos que con el Simadi se acelere la inflación, sino frenarla”, agregó Merentes.

LEÉR MÁS  Masacre en una mezquita en Egipto: murieron al menos 155 personas en un atentado terrorista

Torres descartó que el país caiga en default, cuando se acercan millonarios pagos por los bonos soberanos. ”El gobierno seguirá cumpliendo con sus compromisos internacionales y nacionales. Recientemente se ejecutó un pago del bono soberano amortizable 2031, por unos 250 millones de dólares”, dijo, y agregó que en marzo se efectuará un pago de 2000 millones de dólares entre intereses y capital. El ministro agregó que el nuevo sistema operará para ”seguir protegiendo a todos los sectores de la población y combatir la guerra económica que lanzaron los empresarios acaparadores”.

El funcionario agregó que el nuevo sistema cambiario operará ”para seguir protegiendo a todos los sectores de la población” y combatir la ”guerra económica”, que para las autoridades fue desatada por empresarios que acapararon mercadería como forma de boicot a las medidas del gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here