Dos barcos pesqueros con bandera de las Islas Malvinas entraron la semana pasada a Uruguay, a pesar de que en la cumbre del Mercosur, celebrada en diciembre de 2011, el país vecino se había comprometido a adoptar medidas para impedir el ingreso a sus puertos de estos buques, en solidaridad con el reclamo de soberanía de la Argentina.

Según consigna el diario uruguayo El País, los buques pesqueros ingresaron la semana pasada a los puertos de Montevideo y Punta del Este para realizar operaciones de aprovisionamiento y trasbordo de pescado.

La decisión del Mercosur de bloquear el ingreso de buques con esas banderas se produjo en diciembre de 2011 durante una cumbre celebrada en Montevideo, y fue ratificada por las cancillerías de Uruguay, Chile, Brasil y Paraguay.

El primer barco que llegó al país vecino es la nave ”Argos Galicia”, que arribó al puerto de Punta del Este para desembarcar tripulantes y embarcar provisiones, y continuó viaje hacía España, de acuerdo al periódico oriental.

El segundo, ”Chicha Touza”, entró a Montevideo para una operación de mayor rédito en la que trasbordó 1090 toneladas de calamar en bloques y 100 toneladas pescado en cajas con destino a España, según consigna El País.

Uruguay adhirió al reclamo de la Argentina mediante un comunicado oficial emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país en el que remarcaba ”lasolidaridad continental, basada en lazos de hermandad histórica y cultural” entre los países.

En el mismo texto decía: ”Uruguay considera a las Islas Malvinas como una posición colonial inglesa en América Latina, y en consecuencia, no puede reconocer su pabellón”.

La decisión de bloquear los buques con bandera de Malvinas tiene otro antecedente: en noviembre 2010, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) también había acordado un compromiso de prohibición de la entrada a sus puertos de barcos de esa procedencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here