Uno de los asesores del Papa Francisco espera juicio por abuso sexual de menores

Como responsable de Finanzas es extraoficialmente el “número tres” del Vaticano. Unas 50 personas testificarán en el caso.

Comenzó audiencia de instrucción del caso del cardenal australiano George Pell, quien fuera uno de los asesores de mayor rango del papa Francisco y está acusado de abuso sexual de menores, en una corte de Melbourne. Se espera que la audiencia se extienda por cuatro semanas, tras las cuales el juez que entiende en la causa deberá decidir si hay suficiente evidencia para juzgar a Pell, de 76 años.

Nacido en la localidad australiana de Ballarat, Pell fue acusado por la policía australiana en junio por “delitos de agresiones sexuales antiguas”. No se conocen los detalles y la naturaleza de los cargos y sólo se sabe que se trata de acusaciones de abuso sexual y que 50 personas testificarán en el caso. Sin embargo, el cardenal se declaró inocente de todos los cargos. Pell, que como responsable de Finanzas es extraoficialmente el “número tres” del Vaticano, es el clérigo más prominente de la Santa Sede que ha sido acusado en relación con el escándalo de abusos sexuales en el seno de la Iglesia católica.

LEÉR MÁS  La OEA "no descarta" una posible intervención militar en Venezuela

A la entrada del juzgado, este lunes se agolpaban partidarios del sacerdote y manifestantes en su contra. “Andate al infierno George Pell”, gritaba Valda Ann Hogan. Un hombre que afirmó haber sido víctima de abusos sexuales declaró que quería que “ley siga su curso”. El papa Francisco le concedió una excedencia a Pell para permitirle trabajar en su defensa, una decisión que evitó que el cardenal tuviera que dimitir. “Yo lo conozco y él es un hombre inocente, un hombre honesto y un hombre santo y estamos aquí para apoyarlo”, dijo Beverly Hastie.

Durante años Pell, que fue arzobispo de Melbourne y más tarde de Sydney, fue acusado de haber manejado mal casos de abuso sexual por parte del clero que se remontan a sus tiempos como sacerdote en su ciudad natal de Ballarat en la década de los 70. En fechas más recientes fue acusado de haber cometido abusos sexuales como joven sacerdote en su ciudad natal de Ballarat (1976-1980) y después como arzobispo de Melbourne (1996-2001).

LEÉR MÁS  Encuentran 12 cadáveres de bebés en cajas de cartón en un hospital

El cardenal se trasladó de Australia a Roma en 2014 para trabajar al lado del papa Francisco. Actualmente dirige el Secretariado de Economía del Vaticano y también forma parte del panel cardenalicio de nueve miembros que asesora al pontífice en materia de reformas eclesiásticas. El religioso se tomó una licencia y a principios de julio llegó a Australia para defenderse ante la Corte de Magistrados de Melbourne.

Aunque el papa Francisco declaró la “tolerancia cero” con los casos de pedofilia, se le acusó de ser demasiado blando con los pederastas, al incluirlos en la política general de misericordia que promueve en toda la iglesia y promover a obispos que fueron acusados de encubrir a sacerdotes pedófilos. En Australia, puntualmente, un informe oficial asegura que el 7% de los religiosos católicos australianos fue acusado de abusos sexuales a niños entre 1950 y 2010 sin que las sospechas desembocasen en investigaciones. Era costumbre ignorar, o incluso castigar, a los niños que denunciaban agresiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here