“Creo firmemente que Dylan fue nuestro milagro de Pascua”, dice Kerry, la mamá de Dylan Askin, el chico víctima de una rara forma de cáncer infantil que a los dos años volvió del coma justo en el momento en que los médicos, a partir de una decisión de los padres del niño, se disponían a desconectarlo del respirador que lo mantenía con vida.

La historia de Dylan se conoció en el marco de una campaña impulsada por la ONG Clic Sargent con el objeto de recaudar fondos para la familia de los chicos que padecen cáncer infantil en Inglaterra.

Dylan es de Derby y fue un internado en 2015 después de que registrara serias dificultades para respirar.

LEÉR MÁS  Kim Jong-un se reunión con el presidente chino

Al niño le diagnosticaron un raro tipo de cáncer de pulmón que hacía que el 80% de sus pulmones estuvieran cubiertos de quistes. Los pronósticos de los médicos, desde el principio, no fueron nada optimistas.

Tras hacerle pruebas, los médicos descubrieron que padecía una extraña enfermedad: histiocitosis pulmonar de células Langerhans. Sus pulmones estaban cubiertos de quistes y su estado de salud no hacía más que empeorar.

Para la Semana Santa de 2016 la salud de Dylan se había deteriorado tanto que sus familiares decidieron bautizarlo en la cama del hospital.

MILAGRO EN SEMANA SANTA

Con toda la angustia y el dolor del mundo, sus padres habían decidido acabar con el sufrimiento del pequeño y pidieron a los médicos apagar su respirador.

LEÉR MÁS  Un grupo de 50 argentinos terminó a las piñas en Rusia

Pero fue en ese momento que Dylan despertó del coma e inició una recuperación que lo llevó, dos años después, a pasar Semana Santa en su casa, con los suyos y a dejar atrás su enfermedad.

Pero aquel Viernes Santo todos los pronósticos eran pesimistas.

“Los aparatos conectados a Dylan estaban al máximo y él seguía sufriendo. Los médicos nos dijeron que no iba a volver a casa y toda la familia fue el viernes santo a despedirse”, contaron Kerry y Mike, los padres del chico.

Los médicos procedieron entonces a reducir la medicación del chico y a sedarlo.

Y fue justo en ese momento cuando se produjo lo inesperado. El nene comenzó lentamente a moverse y finalmente despertó.

De a poco, empezó a estar mejor y su salud se estabilizó de tal manera que pudo volver a su hogar.

LEÉR MÁS  Mega Star Enterprises: la offshore vinculada a Messi

EL IMPACTO DE LA RECUPERACIÓN

Pese a que Kerry y Mike Askin, los padres del nene, no suelen ir a misa de manera periódica, la madre expresó que “creo firmemente que Dylan es un milagro de Semana Santa”.

Más adelante agregó que “no soy una persona muy religiosa, pero en este caso supe que se trataba de un milagro de Pascuas.

La recuperación de Dylan impactó en toda la familia, especialmente en los hermanos del pequeño.

Según Kerry, “cuando le conté lo que había pasado a mi hijo mayor, él me dijo ´Es como Jesús’, porque era lo que además estaba aprendiendo en la escuela en ese momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here