Un joven de 19 años disparó a sus padres en su dormitorio en la Universidad Central de Michigan, provocando su muerte y se dio a la fuga.

Las dos víctimas mortales del tiroteo fueron identificados como los padres del sospechoso y es buscado por las autoridades, informaron medios locales.

El presunto autor, un estudiante de 19 años identificado como James Eric Davis, disparó dentro de su dormitorio a sus padres y se fugó corriendo del campus universitario.

Seis horas después del tiroteo, Davis, descrito por las autoridades como un joven afroamericano “armado y peligroso”, seguía prófugo.

LEÉR MÁS  Caminó 32 km para no llegar tarde y el jefe le regaló algo increíble

En una rueda de prensa, el jefe de la Policía universitaria de la CMU, Larry Klaus, aseguró que “ningún estudiante, profesor o miembro de la universidad” resultó herido durante el tiroteo.

Klaus explicó que las primeras investigaciones llevan a la conclusión que el tiroteo se produjo a raíz de una “situación doméstica familiar”.

Además, el jefe policial indicó que Davis fue ingresado la noche anterior en un hospital local por “una sobredosis o mala reacción a la droga” y posteriormente fue dado de alta. Davis, de 1,79 metros de altura, fue visto por última vez esta mañana huyendo del escenario del crimen vistiendo unos pantalones amarillos y un abrigo azul con capucha.

LEÉR MÁS  Video: un policía disparó a través del parabrisas para frenar una persecución

Autoridades locales y estatales desplegaron equipos tácticos especiales y de vigilancia aérea por el área de la ciudad de Mount Pleasant, de unos 26.300 habitantes, para encontrar a Davis.

DEBATE ARMAS DE FUEGO

El tiroteo ocurre en medio de un renovado debate en Estados Unidos sobre la violencia con armas de fuego y el papel de las fuerzas del orden en detener a los posibles atacantes, iniciado después de que 17 personas murieran por disparos en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Florida.

LEÉR MÁS  Un pasajero grabó la caída de su avión

Nikolas Cruz, el responsable del tiroteo en Florida, tenía antecedentes penales por enfrentamientos con las fuerzas del orden, que se han visto salpicadas por no haber evitado la tragedia a pesar de haber recibido múltiples advertencias.

Pese a los cuestionamientos, ayer el presidente, Donald Trump volvió a apoyar a la poderosa Asociación Nacional del Rifle, muy cuestionada por su defensa a la venta de armas de fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here