Después de que la aeronave norteamericana se alejara de la frontera rusa, el Su-27 regresó a su base aérea.

Un caza ruso Su-27 ha despegado este martes para interceptar a un bombardero estratégico estadounidense B-52 sobre el mar Báltico, cerca de la frontera rusa, según informa RIA Novosti citando al Ministerio de Defensa de Rusia.

Según un comunicado difundido por los militares rusos, este 6 de junio alrededor de las 10:00, hora de Moscú (7:00 GMT), los medios de control del espacio aéreo “detectaron un objeto que volaba a lo largo de la frontera rusa”. “Para interceptarlo, despegó un caza Su-27 perteneciente a la defensa área de la Flota del Báltico”, reza el documento.

Tras acercarse al objeto a una distancia segura, la tripulación del Su-27 lo identificó como un bombardero estratégico estadounidense B-52 y realizó un seguimiento del avión, precisa el comunicado.

El aparato ruso siguió a la aeronave norteamericana hasta que esa se alejó de la frontera rusa; posteriormente el Su-27 regresó a su base aérea.

Aviones Boeing B-52 Stratofortress, capaces de llevar armas nucleares, y unos 800 militares estadounidenses fueron enviados a la región báltica para realizar los ejercicios conjuntos con sus aliados de la OTAN programados para este junio en el mar Báltico, en el Ártico y a lo largo de las fronteras occidentales de Rusia.

La OTAN explica el aumento de su presencia militar en Europa con la necesidad de prepararse para una hipotética ‘agresión rusa’.
Por su parte, Moscú opina que los intentos de la OTAN de justificar la preparación militar cerca de las fronteras “constituyen un giro peligroso en la carrera armamentista” e insta a la alianza a abandonar los intentos de construir unas relaciones con Rusia “al estilo de los esquemas y mecanismos de la época de la confrontación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here