Tsipras defendió su acuerdo con el Eurogrupo y admitió posibles elecciones anticipadas

”Soy el último que habría querido elecciones, si hubiéramos mantenido la mayoría parlamentaria”, se quejó el premier, sin disimular su enojo con los cerca de 40 diputados de Syriza que votaron en contra del paquete de reformas y ajuste neoliberales impuesto por los acreedores internacionales y aceptado por su gobierno para comenzar a discutir el acuerdo a largo plazo.

Mañana jueves Tsipras enfrentará una reunión del comité ejecutivo de Syriza, en el que discutirá la creciente tensión interna por el giro del primer ministro y el futuro de la fuerza luego del quiebre vivido en el Parlamento, cuando el gobierno necesitó del voto de la oposición de derecha y de centro para aprobar el acuerdo con los acreedores.

En una entrevista concedida a la radio de Syriza, Sto Kokkino, el premier griego reiteró que aceptó la nueva tanda de medidas de austeridad contra lo que le dictaba ”su corazón” y que, de no hacerlo, la intransigencia de los acreedores, especialmente Alemania, ”hubiera conducido a la quiebra de todos los bancos (griegos) y a la consecuente pérdida de los depósitos”.

”Era una victoria pírrica o un acuerdo”, sentenció Tsipras, citado por la agencia de noticias EFE.

Además de defender, otra vez, su dramático giro en las negociaciones con la Unión Europea (UE), Tsipras atacó sin indirectas a sus correligionarios que votaron en contra del acuerdo en el Parlamento.

Los acusó de ser ”cortos de mente” y de pensar que hacer ”la revolución con el asalto al Palacio de Invierno”, en referencia al famoso episodio de la Revolución Rusa de 1917.

”Los compromisos son también una parte de la táctica revolucionaria”, agregó el premier, que debe reconstruir la unidad de su coalición, Syriza, mientras negocia con la UE y el FMI los detalles de un acuerdo por el que Atenas recibirá 86.000 millones de euros en los próximos tres años.

El gobierno griego informó hoy que estas negociaciones internacionales avanzan en medio de ”ambiente muy bueno” y ”fluido”, y se mostró optimista de que podrán redactar un texto final antes del 20 de agosto próximo, cuando Atenas debe cancelar otro millonario vencimiento de deuda.

Actualmente los técnicos de las instituciones acreedoras de la UE y del FMI están revisando la situación presupuestaria y las cuentas del Estado griego, según un comunicado del Ministerio de Finanzas heleno.

Mientras estas reuniones técnicas avanzan, el horizonte cercano no mejora para la economía griega, que aún sigue bajo el corralito y varias de las medidas de controles de capitales, impuestas por Tsipras luego que sus socios europeos le negaran una financiación inmediata para paliar la última masiva corrida bancaria en Grecia.

Según el informe semestral que publicó hoy la Oficina de Presupuestos del Parlamento heleno, el PBI de Grecia se reducirá este año.

La caída será de entre un 2% y un 4%, una conclusión muy diferente al crecimiento de 0,5% del PBI previsto al comenzar 2015.

Con este contexto económico de fondo, la directora gerente del FMI, la francesa Christine Lagarde, reiteró hoy que la deuda externa de Grecia es ”insostenible” y volvió a pedir una reestructuración dentro del acuerdo a largo plazo que se discute actualmente en Atenas.

Como parte de un informe global, la funcionaria del Fondo destacó en una conferencia de prensa en Washington que ”la zona euro tiene unas previsiones muy optimistas”, aunque aclaró que la situación de Grecia sigue siendo grave.

Prueba de ello es que el vice ministro de Finanzas griego, Trifon Alexiadis, anunció hoy el inicio de una campaña permanente contra la evasión fiscal, uno de los objetivos políticos más ambiciosos del gobierno de Tsipras, pero en el mismo mensaje aclaró que no cuenta con suficiente personal o tecnología para cumplir realmente con esa misión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here