El presidente yanqui dio la orden de desplegar militares de la Guardia Nacional en el límite con el país azteca hasta que no se construya el muro que prometió emplazar. Polémica e imprecisiones.

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó este miércoles una orden para desplegar “lo antes posible” un número no determinado de militares de la Guardia Nacional en la frontera con México hasta que se construya el muro que prometió, anunció la secretaria de Seguridad Nacional, Kristjen Nielsen.

La decisión de Trump llegó después de días de quejas del presidente contra una caravana de cientos de inmigrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos, aunque la Casa Blanca atribuyó la medida al aumento en la llegada de indocumentados al país desde febrero.

“Seguimos viendo niveles inaceptables de drogas ilegales (…) e inmigración ilegal entrando en nuestra frontera sur. Esto no sólo amenaza la seguridad de nuestras comunidades y niños, sino también nuestro sistema legal. Es hora de actuar”, dijo Nielsen en una conferencia de prensa.

LEÉR MÁS  Nueve muertos en un atropello masivo en Toronto

“Para prevenir esas consecuencias, el presidente ha ordenado que el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional trabajen con nuestros gobernadores (estatales) con el fin de desplegar personal de la Guardia Nacional en la frontera suroeste, para ayudar a la Patrulla Fronteriza”, añadió Nielsen.

Aunque Trump tenía la esperanza de que el despliegue comenzara “inmediatamente”, según Nielsen, en su orden dio 30 días al Pentágono y a las otras agencias del gobierno involucradas en la misión para que le presenten un “plan de acción” para militarizar la frontera.

Negociaciones con estados fronterizos

El gobierno de Trump todavía está negociando con los estados de la frontera, que tienen responsabilidad sobre la Guardia Nacional, para determinar las dimensiones de la misión, por lo que aún no está claro ni cuándo se desplegarán los militares, ni cuántos serán, ni cuáles serán el costo y la duración de la operación.

LEÉR MÁS  Tiroteo en Estados Unidos produjo tres muertos y cuatro heridos

“(El despliegue) se producirá lo antes posible”, afirmó la titular de Seguridad Nacional, quien dijo que las conversaciones con los gobernadores de los estados estaban siendo positivas, citó la agencia EFE.

La Guardia Nacional es un cuerpo constituido por voluntarios que sirve como fuerza de reserva del Ejército, utilizado por lo general en respuesta a catástrofes.

Tanto el demócrata Barack Obama como el republicano George W. Bush la enviaron durante sus mandatos a la frontera. Obama desplegó 1.200 efectivos en 2010 con la tarea de vigilar la separación fronteriza. Bush había mandado 6.000 entre 2006 y 2008 como refuerzo de los agentes de fronteras, pero sin autoridad para ejercer como agentes de la ley en tareas de persecución y detención.

El gobierno sostiene que ha habido un incremento de llegadas a la frontera, pero en 2017 las detenciones en el límite con México cayeron a su nivel más bajo desde 1971, según datos oficiales.
No obstante, Nielsen apuntó al aumento de las solicitudes de asilo como una de las causas que han motivado el despliegue de la Guardia Nacional.

LEÉR MÁS  Macabro triple crimen: los disolvieron en ácido

Por último, Nielsen se dirigió al Congreso, el único con poder para cambiar las leyes migratorias de EE.UU., y le pidió suficientes recursos para construir el muro en la frontera con México, así como el fin de políticas como “catch and release” (atrapar y liberar).

Esa política permite a los agentes fronterizos liberar a los inmigrantes que atrapan en la frontera con la idea de que, si no suponen un peligro para la seguridad de Estados Unidos, pueden permanecer en libertad mientras esperan un juicio migratorio que examine su deportación.

Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here