El presidente de Estados Unidos lanzó esa declaración en relación al comercio con China, ligado a Corea del Norte.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró hoy que su país se “está perjudicando” mucho al comerciar con China pero que decidió ser “suave” en su política con el gigante asiático porque a su juicio “lo único más importante que el comercio es la guerra”, en alusión al rol de Beijing en la crisis norcoreana.

En una entrevista que publicó hoy el diario The New York Times, Trump subrayó sus buenas relaciones personales con el presidente de China, Xi Jinping, y apuntó que el perjuicio del déficit comercial y el robo de propiedad intelectual en China, que valora conjuntamente en 650.000 millones de dólares, puede ser contemplado de diferente manera “si me ayudan con Corea del Norte, al menos por algún tiempo”.

“Pero si entra petróleo en Corea del Norte, no estoy contento”, agregó el magnate, quien ayer se mostró “muy decepcionado” con Beijing al difundirse la noticia del ingreso de hidrocarburos a Pyongyang.

La prohibición de suministrar combustible al gobierno de Kim Jong-un es uno de los puntos incluidos en la batería de sanciones impuestas este año por el Consejo de Seguridad de la ONU a Corea del Norte a raíz de sus ensayos nucleares y con misiles.

“¡Nunca habrá una solución amistosa al problema de Corea del Norte si esto continúa sucediendo!”, tuiteó Trump ayer, y en la entrevista con el periódico neoyorquino ratificó su postura: “Son una amenaza nuclear, así que tenemos que ser muy duros”.

Trump consideró que “China tiene un tremendo poder sobre Corea del Norte, mucho más grande de lo que nadie sabe”, motivo por el que insistió en el rol que Beijing debe cumplir en la crisis del Pacífico.

“China puede resolver el problema de Corea del Norte, y nos están ayudando, e incluso nos están ayudando mucho, pero no nos ayudan lo suficiente”, reflexionó en la entrevista de 30 minutos que mantuvo en su club de golf de West Palm Beach, en el sureño estado de Florida, donde disfruta de sus vacaciones navideñas.

“Este es un problema que debería haberse manejado durante los últimos 25 años, no por mí. Esto debería haber sido manejado mucho antes de que este chico tenga lo que tiene”, dijo Trump en alusión al arsenal atómico que proclama el líder norcoreano.

En busca de una solución a la amenaza nuclear, Trump se mostró indulgente con el gobierno de Xi. “China nos está perjudicando mucho en el comercio, pero he sido suave con China porque lo único más importante para mí que el comercio es la guerra”, dijo citado por las agencias EFE y DPA.

“Si me están ayudando con Corea del Norte, puedo ver el comercio un poco diferente, al menos por un tiempo. Y eso es lo que he estado haciendo. Pero cuando el petróleo entra, no estoy contento con eso”, se explayó.

Durante el reportaje, el presidente insistió repetidamente que China “puede ayudar mucho más” debido a que la “amenaza nuclear” norcoreana “no es buena para China, y no es buena para Rusia”.

“No es bueno para nadie”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here