Tras la amenaza del polémico líder Kim Jong Un de lanzar nuevos misiles cerca de Japón, el presidente de EEUU dijo que “hablar no es solución”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estimó ayer que discutir con Corea del Norte “no es la solución”, dando a entender, en un tuit ambiguo, que la búsqueda de una solución diplomática con el régimen de Pyongyang está condenada al fracaso.

“Estados Unidos ha estado desde hace 25 años hablando con Corea del Norte y pagándoles dinero por medio del chantaje. ¡Hablar no es la solución!”, escribió en Twitter el presidente, un día después de que Pyongyang lanzara un misil que sobrevoló Japón.

El máximo dirigente norcoreano, Kim Jong-Un, prometió ayer nuevos lanzamientos de misiles sobre Japón y aseguró que el disparo del martes, que la ONU condenó de forma unánime, sólo es un “preludio”.

El lanzamiento por encima del archipiélago nipón de un Hwasong-12 de rango medio supone una nueva escalada en la crisis norcoreana, un mes después de que Corea del Norte lanzara dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que podrían alcanzar buena parte del continente americano.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, contradijo al presidente ayer cuando señaló que aún hay lugar para la diplomacia con Corea del Norte.

“Nunca descartamos las soluciones diplomáticas”, dijo Mattis al ingresar a una reunión con su par de Corea del Sur, Song Young-moo.

LEÉR MÁS  Descubrió al enfermero teniendo relaciones con el cuerpo fallecido de su esposa

“Continuamos trabajando juntos y el ministro y yo compartimos la responsabilidad de garantizar la protección de nuestras naciones, nuestros ciudadanos y nuestros intereses, que es precisamente por lo que estamos aquí para conversar”, añadió.

“Nunca somos complacientes”, dijo.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, también había dicho la semana pasada que estaba abierto a negociar con Pyongyang con la condición de que esas pláticas aborden la desnuclearización de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad de la ONU, que impuso recientemente una séptima tanda de sanciones a Corea del Norte, condenó “firmemente” el lanzamiento del misil norcoreano.

 

Respuesta a la ‘invasión’

El Rodong Sinmun, el periódico oficial del partido único en el poder en Corea del Norte, publicó ayer una veintena de fotos del disparo, en una de las cuales aparecía un jovial Kim Jong-Un rodeado de sus consejeros, con un mapa del noroeste del Pacífico sobre su escritorio.

En otra imagen se le veía observando el misil lanzado desde Sunan, cerca de Pyongyang. El proyectil recorrió 2.700 kilómetros a una altitud máxima de unos 550 km, antes de estrellarse en el Pacífico.

En una nota publicada ayer, la agencia oficial norcoreana KCNA cita a Kim anunciando “más ejercicios de disparos de misiles balísticos en el futuro con su objetivo en el Pacífico”.

El lanzamiento del martes fue “un preludio importante para contener a Guam, base avanzada de la invasión”, dijo, aludiendo a un “avance” de las “contramedidas” frente a las maniobras militares que los ejércitos estadounidense y surcoreano están llevando a cabo en Corea del Sur.

LEÉR MÁS  Descubrió al enfermero teniendo relaciones con el cuerpo fallecido de su esposa

Corea del Norte considera que esos ejercicios militares son un ensayo general de una invasión de su territorio.

Es la primera vez que Pyongyang declara haber enviado un misil por encima del territorio japonés. En 1998 y en 2009 Corea del Norte había lanzado cohetes que sobrevolaron Japón, pero en las dos ocasiones Pyongyang había argumentado que se trataba de vehículos espaciales.

Asimismo este miércoles el ejército de Estados Unidos interceptó un misil de mediano alcance frente a las costas de Hawai, en una prueba exitosa del sistema de interceptación de misiles con el que su aliado Japón busca reforzar su defensa ante Corea del Norte.

La prueba fue realizada por la Agencia estadounidense de Defensa de Misiles (MDA) y la Marina desde el barco “USS John Paul Jones”, un destructor lanzamisiles.

“Acciones amenazantes”

Millones de habitantes del norte de Japón, que no cedieron al pánico, se despertaron el martes con un mensaje de alerta del gobierno mientras que por las altavoces se oía: “Lanzamiento de misil. ¡Refúgiense!”

“Las acciones amenazantes y desestabilizadoras sólo aumentan el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las naciones del mundo”, declaró Trump en un comunicado.

Su embajadora ante la ONU, Nikki Haley, reclamó poco después “una decisión fuerte”, sin precisar más.

LEÉR MÁS  Descubrió al enfermero teniendo relaciones con el cuerpo fallecido de su esposa

Según fuentes diplomáticas, la ONU contemplaría la posibilidad de sancionar a Corea del Norte deportando a los trabajadores norcoreanos empleados en el extranjero o con medidas que afecten al sector del petróleo.

El principal desafío de la ONU es mostrar que la unidad internacional se mantiene -con Rusia y China- y acordar una respuesta rápida tras el disparo del misil, según una fuente diplomática.

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, indicó que su país estaba dialogando con sus socios del Consejo de Seguridad sobre qué “reacción” se debería adoptar, subrayando la importancia de un consenso.

 

EEUU probó interceptar  un misil

El ejército de Estados Unidos interceptó un misil de mediano alcance frente a las costas de Hawai ayer, en una prueba exitosa del sistema de interceptación de misiles con el que Japón está buscando reforzar su defensa ante las amenazas de Corea del Norte.

La prueba fue realizada por la Agencia estadounidense de Defensa de Misiles (MDA) y la Marina desde el barco USS John Paul Jones, un destructor lanzamisiles, sólo un día después de que Corea del Norte disparara un misil balístico que sobrevoló Japón.

Usando los cohetes guiados Standard Missile-6 (SM-6), la prueba interceptó un misil balístico de medio alcance lanzado desde una base en Kauai, Hawai, gracias al radar AN/SPY-1 del que dispone el destructor USS John Paul Jones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here