Tras el atentado en Santiago, Bachelet anunció reformas a las leyes antiterrorista y de inteligencia

La mandataria hizo ese anuncio luego de encabezar una reunión del Consejo Operativo de Seguridad en el palacio presidencial La Moneda, pero no dio detalles de las modificaciones legales que impulsará.

Mientras tanto, unos 500 policías reforzaron la custodia de todas las estaciones de la red de subte de la capital. ”Carabineros está movilizando a todo su personal y eso lo vamos a hacer durante todo el tiempo que sea necesario”, señaló el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

Asimismo, comandos antibombas se movilizaron hacia una estación en las afueras de la capital y una esquina del barrio cívico por anuncios de explosivos que se verificaron infundados, según reportó la agencia de noticias DPA.

A la vez, el gobierno, a través de la Subsecretaría del Interior, presentó una querella por terrorismo debido al atentado, considerado el más grave registrado en Chile desde el retorno a la democracia en 1990.

Paralelamente, cinco de los 14 heridos continuaban internados esta tarde en diversos hospitales. Tres de ellos -dos mujeres de 61 y 67 años, y un hombre de 23- tenían lesiones de gravedad pero se reponían favorablemente, informaron médicos de los centros de salud donde eran atendidos.

”Los que llevan adelante estas acciones creen que nos van a atemorizar pero no vamos a permitir que un grupo reducido de terroristas y cobardes asuste a la mayoría que quiere un país en paz; este es el momento de la unidad para que todos los sectores rechacemos a estos cobardes”, señaló Bachelet.

”No nos va a temblar la mano frente a acciones como ésta, no vamos a permitir que un grupo reducido de terroristas y cobardes afecten la vida de la gran mayoría; vamos a aplicar todo el peso de la ley”, enfatizó la jefa del Estado.

El fiscal nacional Alberto Ayala admitió que la búsqueda de los autores del atentado, ocurrido en una galería comercial aledaña a la estación Escuela Militar del subte, en el barrio Las Condes, no presentaba mayores avances.

”Son delitos muy difíciles de investigar; estamos en la línea de que se trata de organizaciones anarquistas, que no tienen una orgánica que permita determinar con precisión y rapidez quiénes están detrás de estos atentados”, dijo Ayala a periodistas, consignó la agencia EFE.

La declaración de Ayala contrastó con la avidez exteriorizada por Peñailillo, quien dijo que había dado ”instrucciones precisas” a la Policía y al Ministerio Público porque ”tienen que estar lo antes posible los resultados de las pesquisas para que los autores estén a disposición de la Justicia” y remarcó que ”ésa es una instrucción clara y precisa del gobierno”.

El fiscal Christián Toledo, a cargo de la investigación, confirmó que existen grabaciones de video que muestran a los dos principales sospechosos presuntamente poniendo la bomba, un extintor de incendios relleno de pólvora negra, pero advirtió que ”por ahora” esas imágenes no iban a ser difundidas.

Por otra parte, los presidentes de los dos principales partidos opositores, Ernesto Silva, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), y Cristián Monckeberg, de Renovación Nacional (RN), pidieron al gobierno que actúe con rapidez y firmeza y recordaron que desde hace semanas vienen reclamando reformas a la Ley Antiterrorista.

”Con el gobierno tenemos diferencias profundas en muchos temas, especialmente en las reformas que se están instalando, pero en el tema del terrorismo y el combate contra el terrorismo no puede haber una división en Chile”, dijo no obstante Silva.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here