El fin de semana se subastará en el Reino Unido un escalofriante relato escrito a mano y tres fotografías que documentan la aventura que vivió el último bote salvavidas que abandonó el Titanic tras su choque contra un iceberg, según informó The Daily Mail.
En la madrugada del 15 de abril de 1912, en el Atlántico Norte, al Titanic le quedaban pocos minutos antes de perderse en la profundidad del océano cuando William McMaster Murdoch, el primer oficial del Titanic, trató junto a James Paul Moody (sexto oficial) de bajar al agua el último de los botes salvavidas que había en la cubierta, el denominado como “Plegable A”. Ahora, 104 años después, una serie de fotos y manuscritos revelan detalles escalofriantes sobre el destino de ese bote y sus ocupantes. Al mismo tiempo, se difundió un video que muestra, en una animación de más de dos horas y cuarenta minutos, cómo fue el hundimiento del barco más famoso de la historia. Los documentos revelados cuentan la historia del bote “Plegable A”, que -según informa el diario español ABC- estuvieron hasta ahora en manos de un coleccionista privado y se subastarán el fin de semana. En ellos se relata que cuando los marineros del RMS Oceanic dieron con el bote “Plegable A”, el 13 de mayo de 1912 (28 días después del naufragio), encontraron en él un panorama de muerte desolador: solo cadáveres helados ocupaban la pequeña embarcación, y a uno de ellos se le desprendieron los brazos al ser movido. También apareció en el bote un anillo de compromiso.
El bote “Plegable A” tenía una capacidad para 47 personas, como los otros tres de ese tipo con que contaba el Titanic. Según una hipótesis, el “Plegable A” fue el último en dejar el buque la noche del naufragio. En él intentaron escapar de la muerte entre doce y 30 personas, aunque no todos se salvaron.
LEÉR MÁS  Se suicidó un legislador acusado de abuso sexual en EEUU

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here