El presidente de los Estados Unidos llamó a todas las naciones a demostrar que existen consecuencias a las pruebas militares de Kim Jong-un

Dos días después de que el régimen de Pyongyang lanzara un misil intercontinental con la intención de advertir a sus rivales ( Estados Unidos y Corea del Sur ) sobre su poderío, el presidente Donald Trump habló hoy desde Polonia, denunció la actitud beligerante de Kim Jong-un y llamó a la comunidad internacional a mostrar Corea del Norte las “consecuencias”, precisando que estaba estudiando por su parte una respuesta “bastante severa”.

“Llamo a todas las naciones a afrontar esta amenaza global y a demostrar públicamente que habrá consecuencias a su muy, muy mal comportamiento”, declaró Trump durante su visita a Varsovia, añadiendo que Washington estaba considerando tomar medidas “bastante duras”.

Esta semana, en la que EE.UU. celebra un nuevo aniversario de su independencia, Pyongyang lanzó un misil de gran envergadura, aseguró que podía porta una ojiva nuclear, que también podría llegar a territorio estadounidense y dijo que se trataba de un “regalo” destinado a los “bastardos estadounidenses”.

Washington no se quedó de brazos cruzados. Ante la noticia, además de tuitear en contra de su par asiático, Trump ordenó en conjunto con Corea del Sur disparar misiles que simularon un ataque de precisión contra la dirigencia norcoreana.

Mañana, comienza la cumbre internacional del G-20 en Hamburgo, Alemania , y sin dudas el mandatario estadounidense intentará que la tensión con Corea del Norte y posibles sanciones sean parte de la agenda del encuentro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here