Sigue la conmoción por los asesinatos cometidos en Alabama, EE.UU.

Con el transcurso de las horas, comienzan a conocerse detalles, algunos escalofriantes, sobre el quíntuple asesinato cometido en EE.UU. por un chico de 14 años y cuyas víctimas fueron su padre, su madrastra y sus tres hermanastros.

Como Clarín informó este martes, en la noche del lunes el chico llamó al 911 y dijo que estaba en el sótano de su casa y que había escuchado disparos arriba. Cuando la Policía llegó al lugar, encontró tres cadáveres y dos personas agonizando que murieron horas después. Todos habían recibido disparos. Tras contar una historia poco convincente, el chico se confesó autor de las muertes.

Ahora se supo que los asesinatos ocurrieron en el 25000 de Ridge Road, en Elkmont (un pueblo de apenas 500 habitantes), en el condado de Limestone, en el estado de Alabama, alrededor de las diez y media de la noche del lunes. El adolescente llamó al 911 aproximadamente media hora más tarde, después de deshacerse del arma, una pistola calibre 9 milímetros que había sido obtenida ilegalmente, contó un funcionario.

Según el diario local The News Courier, que cubre la zona de Limestone, el portavoz del alguacil de ese condado, Stephen Young, identificó a las víctimas adultas como John Wayne Sisk, de 38 años, y Mary Sisk, de 35 años, que eran el padre y la madrastra del adolescente. Mientras que los chicos víctimas eran hermanastros del tirador: un nene de seis años, una nena de cinco y un bebé de apenas seis meses, dato que tiene especialmente conmovida a la comunidad de Elkmont.

Mary Sisk era maestra de educación especial en escuelas de la cercana ciudad de Huntsville (queda a 50 kilómetros de Elkmont) y trabajaba en la escuela secundaria Mountain Gap. Por su parte, John Wayne Sisk, que fue alumno de una escuela de Huntsville, se presentaba en LinkedIn como extécnico de un concesionario de autos de Huntsville y exgerente de ventas por internet en Rocket Harley-Davidson.

LEÉR MÁS  Ya son 11 los muertos en el incendio en un hospital de Brasil

«Es algo absolutamente terrible», dijo el alcalde de Elkmont, Tracy Compton, quien vive cerca de la casa donde ocurrieron los asesinatos. “Nuestras más sinceras condolencias se extienden a la familia, a la escuela y a toda la comunidad”, agregó el funcionario.

Siempre según The News Courier, Compton ofreció ayuda a los familiares de las víctimas. “No podemos comenzar a entender el ‘por qué’ o el ‘cómo'», dijo, conmocionado.

El presidente de la Comisión del Condado de Limestone, Collin Daly, contó que el caso la toca de cerca. «Tengo un hijo en la misma clase que una de las víctimas», dijo Daly. «Mis pensamientos y oraciones están con todos los involucrados. Simplemente no puedo entenderlo», señaló. A su vez, el superintendente de las Escuelas del Condado de Limestone, Tom Sisk, dijo que no estaba relacionado con las víctimas, pero que las había conocido personalmente. Detalló que el sospechoso es un estudiante de secundaria, mientras que dos de las tres víctimas menores estaban en primer grado y en preescolar.

En un comunicado, las Escuelas del Condado de Limestone dijeron que el distrito está «profundamente entristecido por el trágico evento» y que ofrecerá consejeros adicionales disponibles «por el tiempo que sea necesario». Las escuelas de la ciudad de Huntsville dijeron que tendrían lo mismo disponible para sus estudiantes y su personal.

LEÉR MÁS  Periodistas de El Mercurio de Chile en contra de una solicitada que defiende el golpe de Pinochet

Stephen Young, vocero del sheriff del condado de Limestone, dijo que el adolescente, cuya identidad se mantiene en reserva por su condición de menor de edad, se reunió con agentes en la entrada de la casa después de llamar al 911. El chico relató entonces que estaba en el sótano de la casa cuando escuchó disparos en el piso de arriba.

Como en el relato del joven aparecieron algunas inconsistencias, el sheriff Mike Blakely y los investigadores lo llevaron a una dependencia policial para entrevistarlo, contó Young. «Al ser confrontado con algunas de las inconsistencias, (el chico) admitió haber sido él quien disparó a los cinco miembros de la familia».

El adolescente luego ayudó a los investigadores a encontrar el arma que usó para los crímenes, siguió detallando Young. El arma fue encontrada alrededor de las 9:30 de la mañana del martes, cerca de la casa de la tragedia.

Young contó que el adolescente está alojado en un centro de detención juvenil por cinco cargos de asesinato juvenil. El funcionario señaló que era posible que el chico sea acusado como adulto de asesinato o asesinato capital, lo que implicaría que podría ser condenado a muerte.

Sin embargo, el fiscal de distrito del condado de Limestone, Brian Jones, dijo que debido a la edad del adolescente, no podía comentar si su oficina trataría de acusarlo como adulto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here