Se dedicaba a “curar la homosexualidad”, pero se enamoró y se casó con otro hombre

La pareja contrajo matrimonio el pasado 16 de noviembre en Oklahoma, Estados Unidos.

El pastor John Smid formó parte de una iglesia evangelista por más de 20 años. Durante ese tiempo, se encargó de “curar” a los homosexuales. El religioso militó y lideró un grupo llamado “Love Action”, que se dedicaba a “curar” y modificar la orientación sexual de las personas. Según sus propias palabras, “curaban” a los homosexuales y los “convertían” en heterosexuales.
Esta ocupación, si se la puede llamar de alguna manera, se realizaba en campamentos enfocados en mitigar la homosexualidad de las personas, bajo el argumento de que esta orientación sexual era “un pecado”. “Queríamos enseñar los males de la homosexualidad, por qué era un pecado, por qué estaba mal, cómo podía dañar sus vidas”, dijo Smid.
Además, en diálogo con CNN aseguró que nunca se dieron cuenta de que en sus “corazones había cosas que no les permitiríamos compartir”. Durante ese tiempo, el pastor estuvo casado y tuvo un hijo. Lo cierto es que durante su matrimonio, casi de manera insólita, Smid reveló que se dio cuenta que era homosexual, por lo que en 1980 decidió separarse de su mujer.

Fue en esa “conversión”, según detalló, que se dio cuenta que la homosexualidad no era una enfermedad que se podía curar. “El poder de Dios no pudo con la enfermedad, sentí que el señor me había abandonado”, remarcó durante la entrevista, detallando que todas aquellas personas que fueron “convencidas” a abandonar ese camino no se sintieron plenas.
Fue entonces que, con el paso del tiempo, Smid aceptó sus gustos a la hora del amor y en 2014 contrajo matrimonio con Larry McQueen en Oklahoma, Estados Unidos. De esta manera, abandonó el escandaloso grupo que lideraba y aseguró: “En ese momento realmente creíamos que íbamos a rescatar a estos niños de una vida homosexual, pero ahora cuando miro hacia atrás me doy cuenta que no se puede”.
La pareja actualmente vive en Texas
Desde entonces, el pastor dirige “Grace Rivers”, un grupo religioso enfocado a trabajar con personas LGBT que quieren “acercarse a Dios sin tener que condenarse a sí mismos”. “Es un lugar donde aquellos que se llaman a sí mismos homosexuales pueden buscar una relación con Dios”, concluyó Smid, que “curaba la homosexualidad” y terminó enamorando de un hombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here