Los habitantes de la Isla Grande de Hawaii viven un infierno desde hace días. La amenaza del volcán que devora casas y árboles crece y presenta nuevos peligros.
Las autoridades de la isla advirtieron a la población de no acercarse a la nube tóxica que se produce por el contacto de la lava con el océano, según informó La Nación.

LEÉR MÁS  Mega Star Enterprises: la offshore vinculada a Messi

Se puede ver cómo caen cenizas de la explosiva cumbre del volcán, por lo que los residentes se han puesto máscaras para proteger sus pulmones.

La lava llegó al océano
Ayer, autoridades de la isla advirtieron a la población de no acercarse a la nube tóxica que se produce por el contacto de la lava con el océano.

LEÉR MÁS  Kim Jong-un se reunión con el presidente chino

Según los científicos, las nubes de vapor que se generan en los puntos de entrada de la lava al mar están formadas por ácido clorhídrico y finas partículas de vidrio que pueden irritar la piel y los ojos y causar problemas respiratorios.

Esta neblina llegó hasta a 25 kilómetros al oeste de donde se creó. Estaba sobre el mar y en paralelo a la costa, dijo Wendy Stovall, científica del Servicio Geológico de Estados Unidos.

LEÉR MÁS  Un grupo de 50 argentinos terminó a las piñas en Rusia

Los científicos indicaron que el ácido en la nube es tan corrosivo como el ácido diluido en la batería. “Si siente ardor en la piel, resguárdese”, dijo Stovall. Las autoridades advirtieron que la nube podría cambiar de rumbo si los vientos lo hacen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here