Desde hace varios días, Venezuela vive sumida en la tensión y el caos por los choques violentos que se han registrado durante la ola de marchas convocadas por opositores y partidarios del Gobierno de Maduro.

“Existe un papel destructivo de fuerzas externas”, ha declarado el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado en relación a los episodios de tensión y caos vividos recientemente en Venezuela por el enfrentamiento en las calles de opositores y partidarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

“En su conciencia hay 26 vidas humanas que se han perdido como resultado de los disturbios. Lloramos por ellos junto con los venezolanos”, prosigue el texto.

El documento indica que aquellos que “fomentan la desobediencia pública con ‘ingeniería social’ exterior deben prestar más atención a los resultados de sus acciones en Siria, Libia, Yemen y Ucrania”. “¿Quieren lograr lo mismo en Venezuela?”, se pregunta la Cancillería rusa, añadiendo que “los problemas de los venezolanos pueden resolverlos únicamente los venezolanos”.

Organizar un diálogo pleno

El comunicado destaca que ninguna de las partes enfrentadas “puede negarle a la otra el derecho a existir y a defender sus puntos de vista” y apunta que “los esfuerzos para lograr resultados políticos sirviéndose de manifestaciones no se corresponden con la práctica democrática”.

Asimismo, se hace hincapié en que la solución a los problemas a los que se enfrenta el país latinoamericano “solo es posible a través de la organización de un diálogo pleno y efectivo (…) sobre la base de la Constitución y las leyes de Venezuela, evitando cualquier violación de su soberanía e interferencia en sus asuntos internos”.

La Cancillería rusa considera que solamente pueden rechazar esta vía las personas que son partidarias de arreglar los problemas mediante el enfrentamiento físico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here