Rusia ha efectuado ataques masivos contra las posiciones de los terroristas del Estado Islámico y Frente Al Nusra en las provincias de Idlib y Homs en Siria, ha informado el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu.
Sus objetivos principales son ”almacenes de armas, centros de concentración y preparación de los terroristas, así como industrias de producción de armas de destrucción masiva”, explicó el minsitro en una reunión con el presidente ruso, Vladímir Putin.
¿Qué técnica militar participa en la nueva operación?
Por primera vez el portaaviones Admiral Kuznetsov participa en la operación rusa en Siria en el marco de una nueva operación marítima de gran envergadura.
El portaviones es capaz de mantener a bordo 20 aviones y 17 helicópteros, entre ellos cazas Su-33 y MiG-29K, así como helicópteros polivalentes ??-27 y de reconocimiento ??-31, además de varios sistemas de misiles.
En el marco de la operación varios cazas Su-33 han despegado del portaaviones para efectuar vuelos de combate.
La operación marítima rusa también se desarrolla con ayuda de la fragata rusa de nueva clase Admiral Grigoróvich, perteneciente a la Flota del Mar Negro, que lanzó misiles de crucero Kalibr contra las posiciones de terroristas. 
Los objetivos del ataque han sido analizados e identificados de antemano, recalcó Shoigu.
La operación también involucra a los sistemas de misiles de defensa costera K-300P Bastion y siete sistemas de misiles antiaéreos S-300.
Defensa química
Según el ministro ruso de Defensa, un nutrido grupo de tropas de defensa aéreo-química y bacteriológica se dirigió previamente a Siria para identificar las sustancia tóxicas que usan los terroristas.
Según Shoigú, la semana pasada los terroristas usaron armas químicas en dos ocasiones, causando tres muertes y 57 hospitalizaciones entre militares sirios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here