El italiano Alessandro Marini murió el sábado después de que una bomba de la Primera Guerra Mundial que había encontrado le explotara en su casa. El hombre la había encontrado en una excursión en la montaña.

Según indicaron sus vecinos, Marini, de 35 años, se acercó a la cochera del edificio donde había guardado el explosivo. Poco después los vecinos escucharon una fuerte explosión, vieron humo blanco salir del edificio y poco después observaron al hombre corriendo con las manos en el pecho, derramando sangre.

LEÉR MÁS  Nueva York: explosión en una terminal de micros en Manhattan

Personal de la salud acudió al lugar en un helicóptero desde un hospital de la ciudad vecina de Sondrio. A pesar de que intentaron reanimarlo durante una hora, no tuvieron éxito.

Según informó el sitio Brescia Oggi, el hombre había encontrado entre las rocas en las montañas de la Val Camonica, varios objetos usados por los soldados en la Primera Guerra Mundial. En esa zona es posible encontrar objetos de esa época, ya que allí ocurrieron algunas batallas del primer conflicto mundial.

LEÉR MÁS  Volkswagen inaugura su concesionario oficial de buses y camiones en Mendoza

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here