Desde la aprobación de un decreto gubernamental en 2011 y hasta la fecha, los cubanos podían comprar y venderse coches usados entre sí, pero para comprar un nuevo vehículo o uno de segundo mano tenían que lograr un permiso otorgado por el Ministerio de Transporte.

El diario oficial ‘Granma’, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba, ha reconocido este jueves que la venta mediante ese permiso resultaba ”inadecuada y obsoleta”, añadiendo que ese mecanismo ”burocrático” se había convertido en una fuente de ”especulación y enriquecimiento”.

LEÉR MÁS  El uribista Iván Duque se impuso por amplio margen y es el nuevo presidente de Colombia

Según aprobó el Consejo de Ministros en una reunión, la medida ”libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano, para las personas naturales cubanas y extranjeras residentes en el país, así como para las personas jurídicas extranjeras y el cuerpo diplomático”.

La liberalización de las importaciones de vehículos -explica el diario- se llevará a cabo ”poco a poco” y los ingresos de estas ventas crearán ”un fondo especial para el desarrollo del transporte público”, que afronta muchas dificultades en la isla.

LEÉR MÁS  Iñaki Urdangarin, cuñado del rey Felipe VI de España, ingresó a prisión

RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here