”Hay que aprovechar que la economía está mejorando en España y adelantar elecciones sólo tiene sentido si uno no puede gobernar o cuando no se tienen apoyos”, dijo Rajoy a los periodistas a su llegada a la cumbre de la Unión Europea (UE) y la Celac (Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe) que se celebra en Bruselas.

Por otro lado, consultado sobre cuándo llegarán los cambios en su gobierno, Rajoy apuntó: ”antes de que acabe este mes tendré que tomar decisiones, con dos objetivos, pensando en el interés general de los españoles y desde el punto de vista del partido”.

”Hay cosas que debemos rectificar”, añadió el Jefe del Ejecutivo español, quien había abierto la puerta a realizar cambios en su gobierno y en su Partido Popular (PP), después de dejarse 2,5 millones de votos y perder sus mayorías en las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo.

”Soy consciente de que hay cosas que debemos hacer mejor. Obviamente nos hemos dedicado a intentar salvar a España de la quiebra y del caos, pero hay más cosas y mucha gente que nos votó en su día no lo ha hecho en estas elecciones y yo voy a intentar trabajar para recuperar la confianza”, sostuvo.

El objetivo del líder de la derecha española sigue siendo repetir como candidato y ”ganar las próximas elecciones generales”.

Rajoy también se refirió a la actual situación de gobernabilidad de España tras los comicios municipales y autonómicos y defendió, una vez más, que la lista más votada sea la que gobierne a nivel local y regional.

”No tiene sentido que sea así en algunos lugares y en otros no”, dijo, después de que Ciudadanos llegara a un acuerdo con el Partido Socialista (PSOE) en la sureña Andalucía, que permitirá la investidura de Susana Díaz, vencedora de los comicios del 22 de marzo. Lo mismo puede ocurrir en Madrid si Ciudadanos otorga su apoyo a la candidata del PP y ganadora en las urnas, Cristina Cifuentes.

Rajoy, no obstante, lamentó que el PSOE, en en lugar de mantenerse en la ”centralidad política” esté ”pactando con partidos radicales de izquierda”, y le vaya a dar alcaldías muy importantes”, y eso ”no es bueno” para España, que ”necesita estabilidad y certidumbre”.

En tanto, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sacó pecho hoy del acuerdo alcanzado por su partido y el PSOE en Andalucía, y garantizó que las condiciones son las mismas que está planteando al PP en Madrid: un acuerdo anticorrupción y medidas económicas y sociales.

”Teníamos una dicotomía: no participar del cambio político y quedar en un rincón como partido residual, situarnos en la queja, o actuar como partido de Estado, responsable y exigente, y bajar a la arena y negociar con los partidos que hasta la fecha no habían querido cambiar ni una coma de sus políticas democráticas, económicas y fiscales”, explicó Rivera en conferencia de prensa en Barcelona.

El dirigente catalán reivindicó su estrategia puesto que ”Ciudadanos consiguió más en unos meses que el Partido Popular en 30 años de oposición en Andalucía”.

En ese sentido, destacó que su partido logró compromisos en materia económica y social, como bajar el IRPF (impuesto a las ganancias) autonómico o una partida para la dependencia, pero también en temas de regeneración democrática.

Entre otras medidas, Ciudadanos logró el compromiso de que los imputados por corrupción abandonen sus cargos y que se reforme el Estatuto de Autonomía -ley de autogobierno- para que los diputados regionales pierdan sus fueros y para que el mandato del presidente se limite a ocho años.

También que se modifique la ley electoral para que haya listas abiertas y que los partidos celebren primarias.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here