Donald Trump creó una fuerte polémica al declarar que el Gobierno mexicano está ”enviando” a narcotraficantes y violadores a través de la frontera con Estados Unidos.

En días recientes, Trump dio a conocer su propuesta formal en materia migratoria en caso de llegar a la presidencia de los EE.UU., y en ella desarrolla una serie de ideas para frenar la inmigración legal e ilegal en su país.

Esta propuesta puede encontrarse en su sitio web de campaña bajo el título ‘Política de inmigración que hará a Estados Unidos grande de nuevo’ (‘Immigration Policy That Will Make America Great Again’). El proyecto promete que, bajo ”la presidencia de Trump”, los inmigrantes indocumentados tendrán una existencia difícil.

LEÉR MÁS  La lapidaria frase del papa Francisco: "La política está muy enferma en América Latina"

La propuesta consiste en la construcción de un muro fronterizo y en hacer que México financie el costo del proyecto; además, propone triplicar el número de elementos destinados a la seguridad fronteriza para aumentar las deportaciones, y en general buscaría hacer más difícil que los trabajadores sin documentos puedan conseguir trabajo o mandar dinero (remesas) a sus países de origen. El plan también impondría nuevos obstáculos más elaborados para el sistema de inmigración legal, como la eliminación de visas H-1B para trabajadores foráneos. Dicho proyecto buscaría derogar al menos parte de la Enmienda 14 de la Constitución estadounidense, que garantiza la ciudadanía por nacimiento.

Este estilo radical y alarmista de Trump ha generado indignación, pero de igual forma lo ha posicionado en la cima del campo presidencial del partido republicano. Pero ¿qué pasaría si la fantasía nacionalista de Trump se hiciera realidad?

LEÉR MÁS  Crítica de la Iglesia a los medios argentinos por la cobertura de la visita del Papa a Chile

El profesor Duncan Wood, director del Instituto México del Woodrow Wilson Center en el Smithsonian, señala en una conversación con ‘Vice’ que el plan, en caso de desarrollarse, sería enormemente perjudicial para los Estados Unidos, tanto en términos económicos como en sus relaciones diplomáticas con el mundo.

De igual forma señaló que la lógica detrás de su propuesta de construir un muro fronterizo parece un enfoque caduco muy al estilo del siglo XX, cuando donde se buscaba controlar la inmigración con barreras físicas. Sin embargo la historia ha comprobado que los movimientos migratorios superan dichas barreras y la propuesta está muy alejada de la realidad cultural e histórica que comparten México y EE.UU.

LEÉR MÁS  Ciudad del Cabo: el "día cero" en el que por primera vez una gran ciudad del mundo podría quedarse sin agua

Otro aspecto que analizó Wood es la propuesta de eliminar las visas 1HB concedidas a trabajadores calificados foráneos, que serían reemplazados por trabajadores locales. El profesor califica la propuesta de Trump como inviable, ya que las empresas norteamericanas siempre buscan cubrir sus puestos originalmente con la oferta laboral estadounidense y sin embargo terminan recurriendo a trabajadores foráneos con visas 1HB debido a la gran demanda de mano de obra en sectores como el agrícola y de la manufactura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here