“La Fuerza Aérea de EE.UU. está lista para redirigir a los pilotos y a los aviones adicionales que se requieran para la lucha” afirma un portavoz estadounidense.

La “actualización” de la estrategia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para Afganistán podría implicar un aumento de los ataques aéreos en el país y ampliar el entrenamiento a la Fuerza Aérea afgana, dijo el general David Goldfein, jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, en una entrevista con la agencia Reuters.

Sin embargo, Goldfein señaló que el tema se encuentra todavía en fase de estudio y que la plana mayor del Ejército solo ha iniciado el proceso de convertir la nueva estrategia de Trump en acciones.

El general afirmó que es posible que se dediquen más recursos a Afganistán, pero puntualizó que “es muy pronto para decir qué significará esto en términos de aumentos o reducciones”.

No obstante, Goldfein confirmó que la Fuerza Aérea de EE.UU. está estudiando la posibilidad de aumentar su poderío aéreo, incluido un mayor apoyo a las fuerzas estadounidenses de Tierra, dentro de la intensificación de la campaña contra la insurgencia talibán prometida por Trump.

“La dirección es bastante clara”

En la misma nota, la secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, destacó que el Ejército afgano ha logrado grandes avances gracias al entrenamiento y al equipamiento estadounidense, pero reconoció que “falta mucho por hacer, honestamente”.

Ambos militares declararon que “la dirección es bastante clara” y EE.UU. va a ir a iniciar una gran ofensiva destinada a destruir las redes terroristas en el territorio afgano.

A su vez, el portavoz de la Fuerza Aérea, Edward Thomas, señaló que sus fuerzas en la región podrían ser desplegadas en caso de necesidad, incluyendo aviones de combate, bombarderos y aviones espías.

“Con la planificación detallada que va a seguir el anuncio del presidente, la Fuerza Aérea estará lista para redirigir a los pilotos y los aviones adicionales que se requieran para la lucha”, afirmó Thomas.

El presidente estadounidense, Donald Trump, presentó su nueva estrategia para Afganistán y Asia del Sur en un discurso ante la nación desde la base militar Fort Myer, en Arlington (Virginia, EE.UU).

Durante su alocución, Trump no desveló el número concreto de tropas que serán desplegadas en el país afgano. Sin embargo, altos mandos militares estadounidense apoyan el envío de hasta 4.000 soldados adicionales, que se sumarán a unos 8.400 militares de EE.UU. que ya se encuentran en el terreno.

Además, el mandatario también prometió aumentar la presión sobre Pakistán para que acabe con los santuarios terroristas que se encuentran en su territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here