”Nos estamos preparando para eso, dejando todas las posibilidades abiertas”, dijo el ministro de Defensa surcoreano, Kim Jang-soo, en una reunión con la presidenta Park Geun-hye.

El ministro añadió que Corea del Norte también debería prepararse para las medidas de respuesta en caso de cualquier agresión contra Seúl.

Hablando del próximo 10 de abril, el Gobierno surcoreano toma en consideración las informaciones de que Corea del Norte no garantiza la seguridad de los diplomáticos extranjeros y de los empleados de organizaciones internacionales en su territorio a partir de esa fecha.

El ministro señaló que a través de las amenazas, Pyongyang pretende influir en la presidenta Geun-hye para que ”cambie su política hostil hacia Corea del Norte”, ya que entre la población surcoreana aumenta la preocupación sobre la seguridad.

Admitió que el país comunista espera también que Seúl proponga un diálogo con el Norte con la mediación de Rusia y China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here