Protestas, medios masivos y redes sociales

En ese marco, las redes sociales aparecieron con fuerza en varios países, en algunos de los cuales contribuyeron a la caída de regímenes autoritarios, como en Egipto, Libia o Siria. El movimiento de Indignados en España y Occupy Wall Street en las principales ciudades de Estados Unidos catalizaron la rabia y la impotencia de ciudadanos defraudados por bancos y gobiernos. En América Latina, dos movimientos alcanzaron una importante visibilidad: en México, ”Yo soy 132”; en Argentina, los cacerolazos conocidos como #13S y #8N.

Pero estos dos últimos fenómenos sólo tienen en común el hecho de que el puntapié inicial se originó en las redes sociales: Twitter, Facebook y You Tube fueron la plataforma de lanzamiento para la expresión del descontento y la organización de la protesta. Pero los orígenes y las consecuencias se diferencian y mucho.

#Soy132: Un Mayo Mexicano

El 11 de mayo de 2012 el entonces candidato a la presidencia de México por el PRI, Enrique Peña Nieto, visitó la Universidad Iberoamericana en el DF. Allí tenía programadas una conferencia en el auditorio y una entrevista en la FM 90.9, la emisora universitaria.

El candidato llegó rodeado de un importante dispositivo de seguridad y acompañado por algunos partidarios que portaban pancartas de color naranja con consignas de apoyo. Pero el grueso de los estudiantes de la Ibero no estaba conforme.

Desde que supieron de la visita de Peña Nieto, muchos de ellos habían estado debatiendo y organizando el repudio, que no se hizo esperar. Cuando durante la conferencia Peña asumió la responsabilidad por los hechos conocidos como ”la masacre de Atenco” (una protesta que comenzó con algunos vendedores ambulantes cortando un acceso a la capital y terminó con decenas de heridos, denuncias de violación de derechos humanos, torturas, detenciones ilegales y al menos un muerto, en 2006) los abucheos aumentaron, un estudiante se puso de pie y mostró dos carteles. Uno decía ”TE ODIO” y el otro ”ni un aplauso para este asesino”.

LEÉR MÁS  Brasil: Bolsonaro y Haddad se consolidan primero y segundo

La tensión fue creciendo y llegó a un punto cúlmine cuando, mientras se dirigía a los estudios de radio, Peña Nieto necesitó, muy humano él, ir al baño. Pero en las escaleras se amontonaron los estudiantes y el candidato tuvo que llamar a los gritos a su escolta para que le organice la retirada. Unos quince minutos después, #meescondoenelbañoconEPN fue trending topic mundial en Twitter, donde empezaron a circular algunas fotos del episodio.

Al día siguiente, sábado, los estudiaron vieron atónitos los titulares de algunos de los principales diarios de México: ”Éxito de Peña en la Ibero, a pesar del intento de boicot”, decía El Sol, por ejemplo. En las crónicas, se acusaba a los estudiantes de ser activistas o punteros (”porros”, para el argot azteca) pagos y organizados.

Esa misma noche, dos estudiantes de Comunicación Social de la Ibero lanzaron una convocatoria en Facebook. Pedían a los estudiantes que habían estado en el acto del viernes que enviaran un video en el que mostraban su carnet universitario, decían su nombre y número de matrícula y declaraban ”no somos porros, somos estudiantes”. Rodrigo Serrano y María José López publicaron la convocatoria a las 23:30 y establecieron la medianoche como plazo para recibir los videos, que luego editarían para subirlos a You Tube. En esa media hora, llegaron 131 videos. Y siguieron llegando.

LEÉR MÁS  Condenan a una revista por las fotos en topless de Kate Middleton

La publicación de los videos no fue el final, sino el principio del movimiento. Durante la semana, muchos otros centros de estudios se sumaron a la Ibero y produjeron, el 23 de mayo, la multitudinaria marcha llamada ”Estela de Luz”. Los manifestantes se reunieron en torno a la estatua del Ángel de la Revolución, en el centro del DF, y desde allí se dirigieron a las puertas de Televisa, donde corearon, entre otras cosas: ”queremos escuelas, no telenovelas”. A los estudiantes se sumó más gente, entre ellos algunos intelectuales, como el historiador Paco Ignacio Taibo II, quien tomó la palabra por algunos momentos.

El movimiento siguió creciendo y el 30 de mayo se realizó la primera Asamblea General de Universidades, de donde salió el Manifiesto del movimiento, que tiene tres ejes fundamentales, en voz de uno de sus fundadores: ”la democratización de los medios, la defensa de la libertad de expresión y el voto informado”.

¿Qué esperan del futuro y cómo piensan continuar? ”El punto es que estemos despiertos, que estemos alertas y actuando y que tengamos agendas en común”, dice Ana. ”No podemos cambiar la democracia simulada de este país de madrazo. Lo que podemos hacer es ir yendo contra los mayores obstáculos de a uno, hasta que este sea otro país”, remata Rodrigo.

Peña Nieto asumió el 1 de Diciembre la presidencia de México. Y ahí, detrás del grueso cordón policial necesario para protegerlo, estaban los estudiantes, denunciando la ilegitimidad de su mandato, advirtiéndole que no van a dejar de protestar: ”esto no se acaba después de las elecciones, hemos despertado”, dice Ana Rolón, y sonríe.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here