Desde enero de 2014, el Centro Nacional de Control de Enfermedades de EE.UU. ha registrado 644 casos de sarampión en el país.

El incremento de los casos en los últimos años ha estado acompañado por una mayor cantidad de padres que eligen no inmunizar a sus hijos por los supuestos riesgos que ciertos especialistas atribuyen a las vacunas.

LEÉR MÁS  Italia busca aprobar la Ley de Eutanasia

Lo curioso es que la proporción de estos padres es más alta entre los hogares que tienen un mayor poder adquisitivo, según expertos consultados por la BBC.

En algunas escuelas de las zonas más acomodadas del sur de California la proporción de alumnos a los que no se les han puesto todas las vacunas preceptivas supera el 50%.

LEÉR MÁS  Gran Bretaña acusa a Alemania y Francia de frenar las negociaciones con la UE

Nina Shapiro, profesora de medicina de la Universidad de California en Los Ángeles, explica los bajos niveles de vacunación por la pérdida de miedo a enfermedades de este tipo ante su menor penetración en las comunidades ricas, y por la información alarmante que circula sobre las vacunas.

Los hogares con pocos recursos valoran más los procedimientos médicos que los de mayor ingreso, según Cynthia Leifer, profesora de inmunología de la Universidad de Cornell (Nueva York).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here