Polémico proyecto: EE.UU. pedirá todo tipo de datos personales para ingresar

El argumento de las autoridades estadounidenses es que de esta manera reforzarán los controles de seguridad para evitar atentados y ataques terroristas

El gobierno de Donald Trump está dispuesto a llevar adelante su planteo de blindar Estados Unidos levantando muros y extendiendo controles de todo tipo.

La nueva iniciativa que está analizando la administración del republicano contempla imponer medidas más drásticas a viajeros y turistas provenientes de países amigos, como revisar los contenidos telefónicos, las redes sociales y las cuentas bancarias.

El proyecto, controvertido y peligrosamente intrusivo, fue revelado por el diario The Wall Street Journal y afectará a ciudadanos de países aliados de Washington, como el Reino Unido, Japón, Australia, Francia y Alemania.

También a los demás integrantes del programa “Visa Wiaver Program” -38 países en total-, cuyos ciudadanos pueden entrar a Estados Unidos sin necesidad de visa.

LEÉR MÁS  "Donald Trump ya no quiere hacer 'grande de nuevo' a EE.UU."

El argumento de las autoridades estadounidenses es que de esta manera reforzarán los controles de seguridad para evitar atentados y ataques terroristas, en un momento de gran peligro a nivel global.

La intención es que el funcionario de migración estadounidense, si lo considera necesario, le solicite al viajero su teléfono celular para examinar sus contactos y los sitios visitados. Inclusive puede exigirle la contraseña de las redes sociales para tener acceso a información privada, y los movimientos financieros de sus cuentas.

“Si hay alguna duda sobre las intenciones de una persona que viaja a los Estados Unidos, ésta debe demostrar su verdadera intención de que viene por razones legítimas”, dijo Gene Hamilton, consejero principal de la secretaria de Seguridad Interior a The Wall Street Journal.

LEÉR MÁS  Trump anuncia la nueva estrategia en Afganistán

Esto ya lo había anticipado el propio secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, en una audiencia reciente en el Congreso.

“Queremos preguntarle a la gente qué sitios de visita. O pedirles sus contraseñas. De esa manera podremos ver lo que hacen en Internet. “Si ellos no quieren darnos esa información, entonces no ingresan”, afirmó en esa oportunidad.

El otro punto de la flamante iniciativa es hacer más difícil la obtención de visas para ingresar a Estados Unidos, intensificando los controles y ampliando las entrevistas en los consulados. En las nuevas preguntas se incluiría interrogatorios sobre “opiniones políticas”.

LEÉR MÁS  Irán volverá al enriquecimiento "alto" de uranio en cinco días si EE.UU. abandona el acuerdo nuclear

El secretario de Estado, Rex Tillerson, envió requerimientos a las embajadas y consulados recomendando una investigación más profunda de las personas que requieren visa de ingreso a Estados Unidos.

Señaló que se debe limitar el número diario de entrevistas programadas y extender la duración de cada una de ellas para hacerlas más efectivas.

El canciller estadounidense recomendó exigir las direcciones de mails, claves de redes sociales, los destinos de sus últimos viajes y los domicilios en las que vivió los últimos 15 años.

El proyecto está en elaboración y aún deben ser consensuados algunos ítems. Pero la idea general contaría con el visto bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here