Los sectores más conservadores de la derecha estadounidense cuestionan al Papa Francisco y lo consideran una verdadera amenaza para la ”moral” de la Iglesia, tan bien pregonada por sus antecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI.

A poco de cumplirse dos años de la asunción de Jorge Mario Bergoglio como Sumo Pontífice, los espacios más reaccionarios del catolicismo cuestionan sus decisiones, como la reciente elevación a los altares al arzobispo salvadoreño Óscar Romero, a quien tildan de ”comunista”.

LEÉR MÁS  Venezuela: Maduro y la oposición se abren al dialogo

También abundan las críticas de muchos políticos, como Sarah Palin o Rick Santorum, referentes del movimiento Tea Party, que afirman ”a veces es difícil escuchar” al papa Francisco por sus declaraciones sobre que ”ser un buen católico no implica tener hijos como conejos”.

En el periodismo, el locutor Rush Limbaugh encabeza las críticas a Bergoglio por sus constantescríticas al capitalismo y su visión sobre la redistribución de la riqueza, las injusticias y la necesidad de ayudar a los más pobres.

LEÉR MÁS  Francisco pidió “igualdad” en el acceso a la salud

”Eso es puro marxismo saliendo de la boca del Papa”, dijo el periodista, que en su programa diario de radio que cuenta con millones de seguidores.

En su defensa, el profesor de economía de la Universidad de Dallas, una institución de enseñanza católica, consideró que ”la razón por la que los conservadores veían con mejores ojos a Juan Pablo II y a Benedicto XVI es que estos pasaron mucho más tiempo hablando de los dogmas del catolicismo, sobre todo de lo relacionado con la moral sexual”.

LEÉR MÁS  Italia busca aprobar la Ley de Eutanasia

”En cambio, el papa Francisco ha desviado la conversación hacia el sufrimiento que causa la pobreza y la indiferencia ante esta, lo que creo hace sentir incómodos a algunos de los que tienen mucho dinero”, destacó el académico.

Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here