Obispo argentino que trabaja en el Vaticano es investigado por abuso sexual

Se trata del ex obispo de Orán, Salta, Gustavo Zanchetta. Era el encargado de administrar las propiedades de la Santa Sede en el mundo.

El Vaticano confirmó hoy que investiga por los abusos sexuales y otros comportamientos inapropiados al obispo argentino que administra las propiedades de la Santa Sede, Gustavo Zanchetta.

En un comunicado, el portavoz vaticano, Alessandro Gisotti subrayó que las acusaciones contra el obispo Gustavo Zanchetta surgieron en los últimos meses, casi un año después de que el papá Francisco lo designara como “asesor” en la oficina de administración financiera de la Santa Sede.

Zanchetta en 2017 presentó su renuncia como obispo en la diócesis de Orán, Salta, de manera imprevista elegando problemas de salud. La denuncia de los sacerdotes contra Zanchetta fue realizada ante la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede en Buenos Aires.

En espera de la investigación preliminar sobre las denuncias de abuso sexual en curso en Argentina, Zanchetta, de 54 años, se abstendrá de trabajar en el Vaticano , indicó el portavoz.

El caso podría convertirse en otro problema para Francisco, quien está batallando para ganar la confianza de los fieles católicos por la forma como ha manejado los casos de abuso sexual.

La apresurada salida de Zanchetta de Orán el 29 de julio de 2017 fue un misterio. No celebró una misa de despedida, como podría esperarse, y emitió una declaración crítica que decía que tenía un “problema de salud” desde hace tiempo.

Zanchetta desapareció de la vista pública hasta el 19 de diciembre de 2017, cuando la Santa Sede anunció que había sido nombrado asesor de APSA, la oficina que administra las propiedades inmobiliarias y otras propiedades financieras del Vaticano . El nombre llamó la atención y Gisotti dijo que Francisco lo nombró porque tenía capacidad administrativa.

La semana pasada el diario salteño El Tribuno informó que tres Sacerdotes presentaron acusaciones ante el  vaticano en Buenos Aires. El periódico dijo que los sacerdotes detallaron denuncias de abuso de poder, económico y sexual dentro del seminario.

El actual obispo de Orán aún está reuniendo pruebas y testimonios y los remitirá al Vaticano, dijo Gisotti. Si las acusaciones se hacen creíbles, el caso se remite a la comisión especial creada por Francisco para el obispos, un grupo de abogados canónicos que ha estado examinando denuncias de conducta indebida contra obispos.

La diócesis de Orán no ha respondido a las preguntas sobre la partida de Zanchetta o el estado de la investigación. Sin embargo, emitimos un comunicado donde señala que los cambios fueron para responder a las necesidades pastorales.

Zanchetta, que había sido designado obispo de Canadá en 2013, fue el “número dos” de la oficina que se encarga de la gestión de las más de 5.000 propiedades que el Vaticano tiene por el Mundo, valuadas en más de 3.000 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here