En declaraciones en la Casa Blanca, Barack Obama dijo que el conflicto no se solucionará sólo con medidas militares y subrayó la necesidad de que el gobierno iraquí inicie un proceso político que contemple los intereses de todas las comunidades para poder superar las tensiones sectarias que alimentan el enfrentamiento.

”Es un problema regional y será un problema regional durante mucho tiempo”, dijo el Presidente, que se refirió a los enfrentamientos entre el EIIL y el Ejército iraquí como un ”conflicto sectario”.

”Estados Unidos hará la parte que le corresponda, pero cualquier tipo de acción que emprendamos deberá estar acompañada por los esfuerzos de los líderes iraquí­es”, dijo ante los medios.

LEÉR MÁS  Murió una bebé porque sus padres prefirieron rezar en vez de llevarla al médico

Entre las opciones que con más fuerza baraja la administración estadounidense están los ataques aéreos selectivos con drones (aviones no tripulados), una decisión que en todo caso ”llevará varios días”, ya que será necesario analizar previamente la información de inteligencia.

También será necesario hablar con el gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, para que ”esas acciones sean precisas”, dijo, según informó la agencia de noticias EFE.

LEÉR MÁS  El momento en el que explota una bomba y mata a 150 personas

Obama se mostró muy crítico por el hecho de que Washington haya ”invertido mucho dinero” en entrenar y equipar a las Fuerzas Armadas iraquíes y ”a la primera de cambio” esos militares hayan desertado ante la llegada de los rebeldes de EIIL.

”Hemos realizado una gran inversión y sacrificios en Irak, para que los iraquíes tengan oportunidades, pero son ellos las que las tienen que aprovechar”, opinó Obama.

”El hecho de que las fuerzas de seguridad iraquíes no quieran defender sus puestos y luchar contra los terroristas indica que hay un problema de moral y compromiso, algo que está enraizado en los problemas político en el país”, explicó el presidente.

LEÉR MÁS  Murió una bebé porque sus padres prefirieron rezar en vez de llevarla al médico

Estados Unidos ocupó Irak en la primavera de 2003 y poco después derrocó a Sadam Huseim. El entonces presidente George W. Bush desintegró toda las instituciones estatales, lo que alentó una fuerte guerra sectaria entre sunnitas, chiítas (mayoría en el país) y kurdos.

Obama, que llegó a la Presidencia con la promesa de salir de Irak, retiró todas las tropas del país a finales de 2011, un movimiento duramente criticado por algunos republicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here