En una novedosa señal de unidad, musulmanes y cristianos de distintas iglesias se sumaron al llamado del papa Francisco a realizar el próximo sábado una jornada de rezo y ayuno mundial para instar a la paz en Siria, en contraposición a la intención de un ataque militar encabezado por EEUU.

Durante la audiencia general de hoy en la plaza San Pedro, Francisco llamó a que ”se levante fuerte en toda la Tierra el grito de la paz” en Siria, en Medio Oriente y en todo el mundo, convocatoria que fue bienvenida en un diversas comunidades religiosas.

”Que el eco de las oraciones que se elevan de nuestros labios pueda cubrir el rumor de los tambores de guerra”, apoyó hoy la Asamblea de los Ordinarios Católicos de la Tierra Santa, según informó la agencia Vatican Insider.

La misma Asamblea precisó que ”cada párroco en su parroquia y con sus parroquianos, cada superior de instituto religioso, organicen la jornada como mejor les convenga”.

Asimismo, los cristianos árabes de los países del Magreb recibieron el llamado de Francisco y exhortaron ”a la jornada de oración, de ayuno y de solidaridad para la pacificación de este conflicto fratricida”, según escribió en un mensaje desde Argelia el obispo de Laghouat Ghardaia, Claude Rault.

En tanto, el pedido del Papa también fue bienvenido por muchos musulmanes a quienes sorprendió el llamado al ayuno, gesto propio de las tradiciones islámicas.

Días atrás, el Gran Muftí de Siria, Ahmad Badreddin Hassou, expresó que le gustaría estar presente en la Plaza San Pedro para participar en la oración del Papa e invitó a todos los musulmanes a unirse al rezo convocado por el Santo Padre.

Sin embargo, es poco probable que su deseo se cumpla pues el Gran Muftí es un funcionario estatal y su presencia podría ser malinterpretada, informó el nuncio de Damasco, Mario Zenari.

”Los musulmanes libaneses están agradecidos con el papa Francisco por su compromiso a favor de la paz. Nuestra esperanza es que su llamado pueda detener la crisis en Siria y en el Líbano”, manifestó el intelectual sunnita Ridwan Al Sayyid, quien aseguró que muchos fieles musulmanes se sumarán a la iniciativa.

En tanto, el arzobispo maronita de Damasco, Samir Nassar, señaló que ”todos los obispos y fieles cristianos en Damasco acogen el llamado a ayunar y rezar por la paz en Siria”.

Nassar cree que ”muchos musulmanes se unirán” al rezo transformando la oración en ecuménica e interreligiosa, signo de la fuerte voluntad de paz que existe entre todos los habitantes de Siria.

REZAR POR SIRIA

Los obispos maronitas (católicos de Oriente) y el patriarca griego católico de Antioquia y Medio Oriente, Gregorio III Laham, se sumaron al llamamiento de Francisco.

Los prelados maronitas instaron a los fieles a rezar por Siria el próximo sábado por la noche y alertaron que la guerra en ese país tomó ”un giro peligroso” tras las denuncias sobre el uso de armas químicas y las amenazas de una intervención militar extranjera.

Por su parte, el patriarca de Antioquia y de Oriente, Gregorio III Laham, también se unió a la convocatoria del papa Francisco y pidió celebrar oficios religiosos en todas las parroquias, siempre que sea posible.

Asimismo, el patriarca greco ortodoxo de Antioquia, Youhanna X Yazigi, hermano de uno de los dos obispos secuestrados en Aleppo, manifestó estar ”profundamente consolado por el llamado del Papa”, y se comprometió a pedir a las propias comunidades que participen en la oración.

Ayer se conoció también la respuesta de la Iglesia Ortodoxa de Siria, que manifestó que aceptan la invitación del Santo Padre y que la ”oración común es extremamente necesaria para que la paz pueda triunfar”, según expresó Eustathius Matta Roham, arzobispo metropolitano de Jazirah y del Eufrates.

ACTIVIDADES

El próximo sábado el epicentro de la jornada será la Plaza San Pedro, donde Jorge Bergoglio presidirá una vigilia entre las 19 y la medianoche romana.

En ese marco, la Secretaría de Estado del Vaticano invitó a todos los embajadores acreditados ante la Santa Sede a una reunión que se realizará mañana para informar al cuerpo diplomático sobre los significados de la iniciativa.

Asimismo, se contactó a todas las Conferencias Episcopales del mundo para dar informaciones sobre la iniciativa del Papa y ”asegurarse de que hayan sido recibidas sus indicaciones”, según explicó el portavoz del vaticano, Federico Lombardi.

La convocatoria de Francisco se da en medio de una escalada de tensión luego de que el gobierno y la oposición siria cruzaran acusaciones mutuas sobre del uso de armas químicas.

Tras el ataque, Estados Unidos comenzó a planear una acción militar contra el país árabe pese a no tener pruebas concretas sobre el hecho y a la negativa del Consejo de Seguridad de la ONU que vetó en varias oportunidades sanciones contra Siria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here