La esposa del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Marisa Leticia Rocco, murió esta mañana en el hospital Sírio Libanês, en San Pablo, donde estaba internada desde hace 10 días.
Rocco, de 66 años y madre de cinco hijos, cuatro de ellos con Lula, había sufrido una recaída debido a que la inflamación y el edema causado por un accidente cerebro vascular (ACV) el 24 de enero no han retrocedido.
El titular del Instituto Lula, Paulo Okamotto, atribuyó el derrame cerebral a la ”injusticia que vive la familia” al ser investigado el ex presidente por el juez Sergio Moro en la Operación Lava Jato.
Según el doctor Kalil Filho, la ex primera dama sufrió el accidente cerebro vascular al romperse un aneurisma que había sido identificado diez años atrás.
Conocida por su bajo perfil, Rocco, hija de un taxista inmigrante italiano de Sao Bernardo do Campo, fue un respaldo histórico de la carrera política de Lula, primero como sindicalista en los años 70 y luego al frente del PT, en los años ochenta.
En 1980 ella lideró la Marcha de las Mujeres para reclamar la liberación de sindicalistas que habían sido presos por realizar huelgas en el Gran San Pablo contra la dictadura militar, entre ellos Lula.
LEÉR MÁS  Masacre en una mezquita en Egipto: murieron al menos 155 personas en un atentado terrorista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here