Tras el incidente ”off the record” con sus dichos sobre la presidente Cristina Fernández -a quien llamó vieja y terca- y la posterior disculpa, el presidente del Uruguay, José Mujica, volvió a tensar la relación con la Argentina en una conferencia con dirigentes sindicales. En una clara señal de realineamiento político, Mujica advirtió que trabajan ”deliberadamente con Brasil para que en 2014 no exista más la frontera para la mercadería y la gente”.

De esta forma, sin mencionar a la Argentina, pareció acentuar la distancia y asumió el compromiso de ”fortalecer el Mercosur”, con Brasil. En ese sentido, describió como ”brutal desafío y un terremoto” las charlas de acuerdo que llevan a cabo ambos países.

Además, Mujica fue más allá en sus dichos, al decir que los tratados de formación del Mercado Común del Sur -celebrado en Asunción en 1991- eran ”papelitos”. Y se diferenció: ”Esto es una política concreta y deliberada que creemos que tiene viento a favor por las circunstancias políticas que atraviesa Brasil”.

Por último, el presidente uruguayo, cuyo socio comercial mayoritario es el gobierno de Dilma Rousseff, recordó palabras del ex presidente brasilero Inazio Lula Da Silva: ”La burocracia es el primer poder del mundo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here